Violación en el camping: piden extraer sangre a acusados para el cotejo de ADN

La fiscal Florencia Salas solicitó la extracción de sangre a los cinco acusados
La fiscal Florencia Salas solicitó la extracción de sangre a los cinco acusados
Darío Palavecino
(0)
14 de enero de 2019  • 20:19

MAR DEL PLATA.- Casi al mismo tiempo que pidió para todos la prórroga de la prisión preventiva que vencerá en próximas horas, la fiscal Florencia Salas solicitó ayer a un juez que autorice la extracción de sangre a los cinco acusados de violar a una adolescente en Miramar y así cotejar esos patrones genéticos con restos de semen hallados en prendas y cuerpo de la víctima.

Además de estos estudios que podrían ponerles nombre y apellido a esas evidencias, la responsable de la investigación está interesada es volver a escuchar a la menor en una nueva declaración mediante sistema de Cámara Gesell. Si bien en aquel primer testimonio aportó datos sobre lo ocurrido aquella madrugada del 1° de enero en el camping El Durazno de la vecina localidad, de ella pretende ahora algunas precisiones mayores a efectos de sostener las acusaciones. Pretende más evidencia para que los imputados sigan tras las rejas hasta que consten en la causa los resultados de todas las medidas de prueba que ordenó.

"La chica ahora está muy delicada, complicada para volver a pasar por esa instancia", confió a La Nación una fuente de la investigación para confirmar las dudas que existen sobre la venia judicial para que la víctima vuelva a declarar.

Si desde el Juzgado de Garantías se concede hoy el pedido que ayer presentó la fiscal para que autorice la extracción de sangre, los resultados de comparación de ADN se conocerán mucho más allá del límite de la casi segura prórroga por 15 días de la prisión preventiva, que vencerá en los primeros días de febrero. Sin esas certezas, con pruebas que tal vez y a esta altura no sean todo lo sólidas que se requiere, la defensa podría lograr la libertad de todos o algunos de los acusados.

Lucas Pitman y Roberto Costa, de 21 años, y Emanuel Díaz, Tomás Jaime y Juan Cruz Villalba, de 23, están detenidos desde las primeras horas de este año y permanecen alojados en una cárcel de Batán. Todos afrontaron la instancia de declaración indagatoria y plantearon su coartada ante la imputación de abuso sexual con acceso carnal agravado, delito que prevé penas de 8 a 20 años de prisión.

Dos de los jóvenes reconocieron que en la carpa donde ellos se alojaban mantuvieron relaciones sexuales con la víctima, pero aseguran que fue una situación consensuada y sin violencia. Los otros tres amigos se ubicaron a metros de aquella escena. Uno dijo que dormía en una reposera, al aire libre, y otros dos que hacían lo propio en una Renault Traffic en la que habían viajado a Miramar.

La fiscal también está a la espera de resultados de los peritajes toxicológicos. Hasta el momento solo tiene análisis en los que no hay presencia de alcohol tanto en acusados como víctima. Aquella noche de Año Nuevo la bebida corrió fuerte en los festejos. La explicación estaría en las casi diez horas que se perdieron hasta que se realizaron las extracciones de sangre en Mar del Plata, demora que le costó el cargo al jefe del destacamento policial de Miramar, subcomisario Andrés Caballero.

Aguarda además por lo que aporten los teléfonos celulares de los detenidos. Son cuatro equipos de los cuales tres pudieron ser analizados. Del cuarto no tienen el patrón de bloqueo. Si no lo revela la defensa habrá que enviar el aparato a una oficina pericial, lo que sumará otra demora a la investigación.

Salas tiene además la investigación de una nueva y reciente denuncia por violación que presentó una mujer de 28 años, que el viernes dijo haber sido atacada por tres hombres cuando bajó del colectivo en la ruta 11, en el acceso a la ciudad de Miramar. En su relato identificó a un vecino de la zona, de 20 años, que sería el que cometió el abuso. Los otros dos, de los que aportó algunas pistas, solo habrían observado la situación. Por el momento no hay detenidos por este caso.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.