Violencia: asesinaron al jefe del escuadrón de la Gendarmería en Zárate

El comandante Marco Castillo estaba al frente desde enero pasado del escuadrón de Zárate
El comandante Marco Castillo estaba al frente desde enero pasado del escuadrón de Zárate Fuente: Archivo
Daniel Gallo
(0)
10 de junio de 2020  • 08:50

Un menor de 16 años quedó involucrado en el asesinato del jefe del Escuadrón Zárate de la Gendarmería. El adolescente fue detenido ayer junto con un cómplice de 19 años, en tanto que es buscado otro sospechoso por el homicidio del comandante principal Marco Antonio Castillo, que había asumido en enero pasado el mando de esa unidad luego de trabajar durante tres años como segundo jefe del Destacamento de Prevención Barrial, que está desplegado en la villa 1-11-14.

El adolescente detenido tiene un inmediato antecedente de violencia, ya que en febrero pasado había sido arrestado por balear a un hombre durante un asalto. Sin embargo, por tener 15 años en ese momento, fue considerado inimputable y la Justicia no tomó entonces medidas ante ese intento de homicidio. Cuatro meses después está acusado de ser parte del grupo que mató al oficial de 49 años y padre de cinco chicos.

El comandante Castillo fue interceptado por delincuentes anteanoche, pasadas las 21, cuando se movilizaba en bicicleta por el centro de la ciudad de Zárate. Había dejado el escuadrón pocos minutos antes y estaba por llegar al lugar donde vivía cuando fue sorprendido por los agresores en la calle Independencia al 800.

El comandante Marco Castillo fue asesinado cuando llegaba en bicicleta al lugar donde vivía en Zárate
El comandante Marco Castillo fue asesinado cuando llegaba en bicicleta al lugar donde vivía en Zárate

Los investigadores intentan determinar si el comandante Castillo fue víctima de un intento de robo y ejecutado a balazos al identificarse como integrante de la fuerza de seguridad para repeler el ataque o si bien se trató de una emboscada planificada. Hombres que participaron en el operativo de captura de los sospechosos no descartaban ayer ninguna línea de investigación, pese a que en un primer momento tiene más fuerza la hipótesis de un intento de robo seguido por un homicidio.

No hay antecedentes de asesinatos de oficiales de la Gendarmería de ese rango y en actividad en los últimos 30 años.

Castillo vivía en una habitación alquilada al viceconsulado español en Zárate, ya que pasaba la mayor parte del tiempo en el escuadrón y los fines de semana acostumbraba visitar a su familia en Ezeiza. Estaba por ingresar en su vivienda cuando fue atacado. Recibió dos disparos en la cabeza y los peritos encontraron en el lugar otra vaina percutada por los agresores. Trascendió que el comandante asesinado no portaba su pistola reglamentaria.

"En la escena del crimen encontramos tres vainas servidas calibre 22. En un primer informe médico, se estableció que Castillo recibió dos balazos en la cabeza, el otro habría impactado en otro lugar", dijo una fuente judicial.

Interviene en la causa la fiscal Andrea Palacios, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial de Campana-Zárate.

El comandante Castillo, en su participación en la misión internacional de paz en Kosovo, en 2000
El comandante Castillo, en su participación en la misión internacional de paz en Kosovo, en 2000

La seguridad en la ciudad de Zárate quedó en medio de una polémica el mes pasado cuando el ministro bonaerense, Sergio Berni, denunció que funcionarios locales no permitieron su acceso al centro municipal de monitoreo de cámaras de videovigilancia. Y pocos días después dejó su puesto el subsecretario de Seguridad de ese partido, Marcelo Heinz, luego de una denuncia por acoso sexual.

Los concejales de Cambiemos-Juntos por el Cambio señalaron ayer los obstáculos presentados por el intendente Osvaldo Cáffaro -que expresó sus condolencias por el asesinato de Castillo-, que impidieron una declaración de emergencia sanitaria en esa ciudad, que había sido presentada en febrero pasado, en medio del debate público por la participación de diez jóvenes de Zárate en el homicidio de Fernando Báez Sosa, en Villa Gesell. Pocas horas después del homicidio del comandante Castillo fue baleado un comerciante en Zárate.

Cáffaro y Berni, vecino de la lindera localidad de Lima, mantienen hace varios años una fuerte disputa política, con enfrentamientos directos en elecciones internas. El propio Berni, con una pistola convertida en subfusil táctico en mano, encabezó en la madrugada de ayer un operativo de la unidad de la policía bonaerense GAD, en el que se realizaron allanamientos que derivaron en el arresto de los dos sospechosos. El ministro bonaerense informó que había participado directamente en una persecución por techos y en el arresto del mayor de los detenidos.

Berni no pasó por alto la circunstancia que uno de los detenidos fuese un menor con antecedentes: "Hace seis meses fue detenido por un intento de homicidio y como tenía 15 años quedó libre. Alguna vez hay que saldar esta discusión en la Argentina, no puede ser que cada vez que pase algo así se discuta si son menores o no mientras siguen matando gente".

La presencia del ministro en el operativo con un arma en su mano fue cuestionada por dirigentes de la oposición, que recordaron que su misión es la de funcionario político que conduce a la fuerza provincial de seguridad y que no tiene el aval de ser un auxiliar de la Justicia que pueda portar armamento en procedimientos.

En tanto, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, como su antecesora en el cargo, Patricia Bullrich, expusieron en las redes sociales su pesar por el asesinado del jefe del Escuadrón Zárate.

Castillo había egresado de la escuela de oficiales de la Gendarmería en 1995 y estuvo destinado en las misiones internacionales que la fuerza de seguridad federal sostenía en Haití, Congo y Kosovo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.