Albergue Warnes: el edificio tomado y demolido que dio lugar a un predio donde se construirán once torres

Para la reducción del ex albergue Warnes fue necesaria la utilización de media tonelada de dinamita; la demolición fue transmitida en vivo por televisión
Para la reducción del ex albergue Warnes fue necesaria la utilización de media tonelada de dinamita; la demolición fue transmitida en vivo por televisión Fuente: Archivo
Mauricio Giambartolomei
(0)
27 de marzo de 2019  • 02:43

El parque La Isla de la Paternal, donde se podrían construir once torres de hasta 48 metros, de acuerdo a un proyecto de un grupo inversor privado que puso en alerta a los vecinos de Paternal, se encuentra en parte del predio que ocupó el ex Albergue Warnes, también cerca de Agronomía y Parque Chas. Los residentes de esos barrios redactaron un proyecto propio para evitar que los nuevos inmuebles superen la altura general de la zona. Ese debate seguirá en la Legislatura en las próximas semanas.

Las 20 hectáreas limitadas por las avenidas Warnes, Constituyentes, Chorroarín y las vías del ferrocarril Urquiza, que incluyen el polígono del parque donde se instalarían los nuevos edificios, pertenecían a la familia Echevarne hasta 1950 cuando el entonces presidente de la Nación, Juan Domingo Perón, las expropió para construir el Hospital Nacional de Pediatría, llamado a ser un modelo en Sudamérica. Cuando en 1955 cayó el gobierno la obra quedó paralizada y la estructura fue tomada por familias sin techo que dieron origen al albergue Warnes.

La demolición del ex albergue Warnes en marzo de 1991 fue seguido en vivo desde el lugar y por los medios de comunicación

02:49
Video

Los antiguos dueños del predio recurrieron a la Justicia y demandaron al Estado nacional y a la Municipalidad de Buenos Aires. Reclamaban la tenencia del terreno ya que el fin de la expropiación no se había cumplido. En 1975 la Corte Suprema resolvió que debía ser restituido a los Echevarne, algo prácticamente imposible porque las torres habían sido usurpadas por 2000 familias.

Quince años después los ocupantes del albergue llegaron a un acuerdo con el gobierno porteño y fueron trasladadas al barrio Ramón Carrillo, en Villa Soldati. Y en 1991, por orden del entonces intendente de la ciudad, Carlos Grosso, el albergue Warnes fue demolido con la utilización de media tonelada de explosivos.

La demolición del ex albergue Warnes en marzo de 1991 fue seguido en vivo desde el lugar y por los medios de comunicación
La demolición del ex albergue Warnes en marzo de 1991 fue seguido en vivo desde el lugar y por los medios de comunicación Fuente: Archivo

Según publicó LA NACION en crónicas de la época, el litigio no terminó allí ya que los Echevarne se negaron a recibir el terreno y reclamaron, además, una indemnización por 25 millones de dólares que debía pagar la Municipalidad.

En 1995 Carrefour ofreció hacerse cargo de la deuda a cambio de la titularidad del terreno y el compromiso de construir un parque, una escuela y una obra vial dentro de un proyecto comercial. Para que eso fuera posible era necesario rezonificar el predio, lo que requirió de un amplio debate hasta que finalmente la Legislatura aprobó el plan en noviembre de 1997.

La demolición del ex albergue Warnes en marzo de 1991 fue seguido en vivo desde el lugar y por los medios de comunicación

04:10
Video

El proyecto urbanístico tendría una inversión de 200 millones de dólares y le permitía a la empresa francesa construir el actual hipermercado, un shopping con 15 cines, un estacionamiento y once torres con 1000 departamentos.

"La ciudad ganará un nuevo polo de atracción. Lo que se está haciendo en esa zona es sensacional, fruto de una gestión conjunta del gobierno y de empresas privadas ", decía en 1999 el ex secretario de Planeamiento Urbano y Medio Ambiente, Enrique García Espil. El proyecto no terminó de concretarse. Solo se crearon la megatienda, el parque y la escuela.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.