Apertura de fronteras para el turismo: Uruguay desalentará los viajes a la Argentina

El gobierno argentino anunció que abrirá las fronteras a los países limítrofes; en el caso de Uruguay se permitirá el ingreso por buque a partir del 2 de noviembre próximo
El gobierno argentino anunció que abrirá las fronteras a los países limítrofes; en el caso de Uruguay se permitirá el ingreso por buque a partir del 2 de noviembre próximo Crédito: Buquebus
Nelson Fernández
(0)
24 de octubre de 2020  • 17:18

MONTEVIDEO.- El gobierno uruguayo se puso en alerta ante la decisión argentina de abrir las fronteras para el turismo regional, lo que considera un riesgo para la propagación de contagios del nuevo coronavirus. Por eso, impulsará medidas para desalentar los viajes y extremará los controles sanitarios. "Si tuvimos que resignar ingreso económico de turismo por defender la salud de la población, no vamos a dejar que el virus se propague por uruguayos que se vayan por el fin de semana a Buenos Aires o a otras ciudades", dijeron a LA NACIÓN fuentes oficiales.

No se prohibirán los viajes, pero se desalentarán, tanto por el costo de los controles sanitarios a cargo del turista, como por la exigencia de hacer una cuarentena al volver y con un estricto seguimiento epidemiológico.

"Cuando se han abierto fronteras y se dio relajamiento del turismo, los países con pocos casos vieron cómo se dispararon los contagios, por lo que no podemos exponernos a que pase algo así", señalaron.

¿Y los que quieran ir de compras para aprovechar la diferencia de precios por el fuerte desfasaje cambiario?, preguntó LA NACIÓN. El interrogante se refiere a los que buscan comprar mercaderías en Buenos Aires y, luego venderlas en Montevideo, y para los que viajan a renovar su guardarropa. La respuesta fue contundente: "Contrabando no vamos a permitir, no vamos a dejar que se arriesgue la salud de los uruguayos por algunos que vayan de compras en este momento; la revisación de Aduanas será muy estricta".

¿Puede haber más medidas? Eso dependerá de lo que ocurra a partir de la apertura argentina, porque si hay una cantidad de viajantes significativa, los expertos en control epidemiológico analizarán si es necesario adoptar decisiones más fuertes.

Científicos

El anuncio del ministro de Turismo y Deportes argentino, Matías Lammens , sobre la apertura de fronteras desde el lunes 2 de noviembre, generó alerta también en los científicos y médicos especialistas que constituyen los dos comités de asesoramiento del Poder Ejecutivo.

Llamó la atención que la apertura turística es para vuelos, salvo para los uruguayos que se agrega el cruce portuario. Esto último puede generar demasiados cruces, que incrementarían los riesgos de propagación del coronavirus.

No solo se trata de un problema sanitario, sino también económico. Los operadores turísticos uruguayos realizaron múltiples reuniones desde el miércoles cuando el presidente Luis Lacalle Pou comunicó que no abrirá la frontera para turistas que quieran veranear en Uruguay. La expectativa era que se permitiera al menos el ingreso de argentinos con casas o departamentos en Punta del Este.

Resignados a quedar solo con el turismo interno, los operadores ahora ven el riesgo de que los uruguayos crucen el Río de la Plata sobre todo por la diferencia cambiaria.

Comunicación oficial

El mensaje del gobierno uruguayo enfatizará en que hay que asumir la responsabilidad de pensar en la salud de familiares, amigos y de la población en general, y que no se puede poner en riesgo todo lo que se ha hecho para frenar la pandemia y tener indicadores muy positivos en la comparación regional.

Pero, como igualmente habrá quienes vayan a la Argentina, las autoridades reforzarán la exigencia de que el turista pague tres testeos de coronavirus, uno al irse, otro al llegar y otro más a los siete días de cumplir cuarentena.

"Hay que apelar a la responsabilidad de los uruguayos, a que asuman eso pensando en la salud de sus padres, hijos, de todos, pero el gobierno no se quedará de brazos cruzados", dijeron las fuentes oficiales.

El presidente de la Cámara Empresarial de Maldonado-Punta del Este, José Pereyra, dijo que los comerciantes locales sufren "una angustia importante" y que quieren ver si el gobierno da algunos incentivos para el turismo interno.

El gobierno apuesta a que los uruguayos compensen en parte la pérdida del no ingreso de extranjeros, pero se asume que las pérdidas serán de cientos de millones de dólares.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.