Astronomía: la NASA cambiará los apodos de las galaxias por "racistas y dañinos"

La agencia espacial ya no usará algunos apodos exraoficiales de galaxias, planetas o nebulosas
La agencia espacial ya no usará algunos apodos exraoficiales de galaxias, planetas o nebulosas Crédito: NASA
(0)
9 de agosto de 2020  • 17:01

La NASA planteó a través de un comunicado su intención de no llamar a diversos objetos cósmicos con los nombres con los que se conocen extraoficialmente pues consideró que algunos de ellos reflejan un carácter "racista, dañino e insensible".

La entidad aseguró que examina estas terminologías no oficiales como parte de su compromiso con la "diversidad, la equidad y la inclusión", para lo cual es necesario "abordar e identificar la discriminación y la desigualdad sistémicas" en determinadas denominaciones que estaban instaladas en el campo científico espacial.

De esta forma, la agencia estadounidense pasará a revisar algunos "apodos cósmicos" de planetas, galaxias y nebulosas, tal como lo informó en un comunicado en su página oficial el viernes pasado.

Como uno de sus primeros pasos en este sentido, la NASA señaló que no se referirá más a la nebulosa planetaria NGC2392, los restos brillantes de una estrella similar al sol, con el apodo de "nebulosa Esquimal".

La nebulosa conocida como Araña, todavía no pasó por el tamiz evaluador de términos de la NASA
La nebulosa conocida como Araña, todavía no pasó por el tamiz evaluador de términos de la NASA Crédito: NASA

El término "esquimal", según lo que reza el comunicado, "es ampliamente visto como un término colonial con una historia racista, impuesto a los pueblos indígenas del ártico". La agencia señaló que la mayoría de los documentos oficiales ya se han alejado del uso de dicho apodo.

Por otra parte, la agencia tampoco utilizará más el nombre de "Galaxia de los Gemelos Siameses" para hacer referencia a NGC 4567 y NGC 4568, un par de galaxias espirales que se encuentran en un cúmulo de galaxias Virgo.

Solo designaciones oficiales

La agencia utilizará en el futuro solo las designaciones oficiales de la Unión Astronómica Internacional en los casos en los que considere inapropiados los apodos no oficiales.

El nombre de la nebulosa Esquimal fue puesto porque la imagen cósmica parece representar a un hombre con la cabeza envuelta por una capucha
El nombre de la nebulosa Esquimal fue puesto porque la imagen cósmica parece representar a un hombre con la cabeza envuelta por una capucha Crédito: NASA

"Apoyo nuestra revaluación en curso de los nombres con los que nos referimos a los objetos astronómicos", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en la Sede Central, Washington.

"Nuestro objetivo es que todos los nombres estén alineados con nuestros valores de diversidad e inclusión, y trabajaremos de manera proactiva con la comunidad científica para ayudar a garantizarlo. La ciencia es para todos y cada faceta de nuestro trabajo debe reflejar ese valor ", agregó, en el citado comunicado.

Lo que sucede, según la NASA, es que los términos no oficiales para referirse a objetos cósmicos son más accesibles al público que los nombres oficiales, que son designaciones difíciles de memorizar. Por ejemplo, Barnard 33, tiene el apodo de "Nebulosa Cabeza de Caballo", con el que es más reconocible. Pero a menudo los apodos "aparentemente inocuos pueden ser dañinos y restar valor a la ciencia", aseguró la agencia.

Para evaluar cada terminología que pueda dañar susceptibilidades o ser insensible en algún modo con colectivos, etnias o comunidades, la agencia espacial trabajará con expertos en diversidad, inclusión y equidad en ciencias astronómicas y físicas. Ellos orientarán sobre apodos y diversos términos que podrán ser modificados.

"Estos apodos y términos pueden tener connotaciones históricas o culturales que son objetables o desagradables, y la NASA está firmemente comprometida a abordarlos", dijo Stephen T. Shih, administrador Asociado de Diversidad e Igualdad de Oportunidades en la Sede de la NASA.

"La ciencia depende de contribuciones diversas y beneficia a todos, por lo que esto significa que debemos hacerla inclusiva", concluyó.

El autor de los nombres que la NASA no usará

La "galaxia de los Gemelos Siameses" fue llamada así por Frederick William Herschel, astrónomo y compositor musical británico nacido en Alemania.

El astrónomo británico Herschell descubrió, además del planeta Urano, dos de las nebulosas que hoy la NASA decidió dejar de llamar por el nombre que él les puso
El astrónomo británico Herschell descubrió, además del planeta Urano, dos de las nebulosas que hoy la NASA decidió dejar de llamar por el nombre que él les puso Crédito: Archivo

Este hombre también identificó y nombró a la nebulosa Esquimal, que describió en el mes de enero de 1787 como "una estrella de novena magnitud, con un medio bastante brillante, nebulosidad igualmente dispersa por todas partes, lo que la hace un fenómeno muy notable", según lo que recoge el diario británico The Guardian.

Herschell le habría puesto ese nombre porque la figura cósmica de esa nebulosa aparenta, con imaginación, la cabeza de un hombre envuelta en una capucha como la que usan los habitantes del ártico.

Este hombre, cuyas denominaciones hoy la NASA pone bajo la lupa, pasó nueva años examinando los cielos buscando estrellas dobles. Publicó catálogos de nebulosas en 1802 -incluyendo 2500 objetos- y en 1820 -5000 objetos cósmicos-.

Entre otro de los logros de este astrónomo se encuentra haber notado un nuevo objeto en la constelación de Géminis, que terminó siendo el planeta Urano.También identificó las lunas de este planeta, Titany y Oberon. También identificó a Encelado y Mimas, ambos satélites naturales de Saturno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.