Cartier confirmó que a fines de octubre cerrará su local en el país

Es la última de una larga lista de marcas premium que anuncia su cierre ante las dificultades para importar mercadería
(0)
21 de septiembre de 2012  

Otra marca de lujo tiene sus días contados en el país. La casa Cartier confirmó ayer a LA NACION que el próximo 31 de octubre cerrará definitivamente las puertas de su local de la avenida Alvear y Ayacucho.

De esta manera, la emblemática joyería se convertirá en la última de una ya larga lista de marcas de lujo que han decidido su partida de la Argentina, luego de que ya lo hicieran Polo Ralph Lauren, Yves Saint Laurent, Escada y Emporio Armani. Este año, además, Ermenegildo Zegna cerró temporalmente uno de sus locales sobre la avenida Alvear, aunque ya volvió a abrirlo.

Cartier, fabricante de relojes y joyas desde hace más de 100 años, es propiedad del grupo suizo Richmond, radicado en la Argentina desde la década del 90. Según pudo saber LA NACION, la firma ya comenzó a comunicarles a sus clientes la decisión de cerrar sus puertas. En su reemplazo, se instalará en la misma esquina -una de las más cotizadas de la ciudad- la boutique Design Destrict. En el caso de Cartier habrían pesado, además de las trabas para importar mercadería, las presiones de la AFIP sobre el mercado de relojes de lujo. En concreto, en el caso de las joyerías premium, los clientes que realizan compras anuales por más de $ 50.000 deben presentar una declaración jurada, lo que desalentaría algunas operaciones.

Además de las restricciones al uso de dólares dispuestas por la Casa Rosada, este año la caída del turismo extranjero perjudicó los negocios del mercado de lujo.

La empresa Chanel, que se instaló meses atrás en las Galerías Pacífico, también tiene dificultades para ingresar mercadería en el país. Mismas dificultades tuvo la firma española Zara, pero ésta, no perteneciente al segmento de lujo, comenzó a producir prendas en el país.

Otras casas, como Hermès o Louis Vuitton, fabricante de las carteras favoritas de la Presidenta, también tienen dificultades para el ingreso de mercadería. Desde el comienzo de las restricciones a las importaciones la avenida Alvear, epicentro del lujo en Buenos Aires, comenzó a sufrir la pérdida de clientes, que se fue traduciendo, con el tiempo, en el cierre de locales, proceso que, de no revertirse el panorama actual, podría continuar ya que varias firmas evalúan por estas horas la conveniencia de permanecer en el país.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.