Cincuenta años de educación de calidad en La Cava

El colegio Santo Domingo Savio celebra su medio siglo con éxito y mucho esfuerzo
Teodelina Basavilbaso
(0)
29 de octubre de 2012  

La vida de Rosa Isabel Pérez está ligada al colegio Santo Domingo Savio –donde ella ejerce actualmente como vicedirectora de secundaria–, ubicado en el barrio de La Cava, provincia de Buenos Aires. Este colegio parroquial, que Rosa tanto conoce, cumplió 50 años de compromiso en un proyecto educativo de calidad, que sigue acumulando logros, y está ubicado en uno de los barrios más carenciados del conurbano bonaerense.

En 1977, a Rosa, con sólo 21 años y recién recibida, la designaron docente de primaria en unas aulas de chapa y madera, que era el colegio en ese entonces. Ella cuenta que, en los primeros años, las condiciones eran muy adversas: "En la clase no teníamos calefacción, y los chicos, que venían desprovistos de todo, como zapatillas y remeras con agujeros, pasaban mucho frío".

La sensación que tuvo en ese momento fue que no iba a poder soportar semejante desafío. Pero al conversar sobre sus miedos con un sacerdote de la zona, éste le recomendó: "Vos intentalo, quedate una semana", y al final, Rosa, no sólo se quedó esa semana, sino que hace 35 años que está en la institución. En ese tiempo, pudo ver el colegio crecer y florecer.

Pero hace tiempo que esta institución –que pertenece a la Parroquia Nuestra Señora de La Cava y recibe un subsidio de la Dirección de Educación de la provincia de Buenos Aires– dejó de lado las chapas. Ahora es un moderno y luminoso edificio, que brinda educación y alimentación diaria a más de 1100 chicos de ese asentamiento, desde el jardín maternal hasta la secundaria. Además, cuenta con talleres de formación profesional y bachillerato para adultos.

Video

Este año se inauguró un nuevo edificio, a unas pocas cuadras de la escuela –donado por la Fundación Amalia Lacroze de Fortabat–, para el jardín de infantes. El crecimiento fue a nivel edilicio y se incorporaron la doble escolaridad hasta 4° año EGB y jornada extendida para 5° y 6° año EGB , aparte de una constante capacitación y actualización de su plantel docente.

Estos logros se ven reflejados en la lista de espera de alumnos que quieren ingresar y el aumento de la matrícula. Como consecuencia de este pedido de la comunidad, abrieron una segunda división hasta 4° año, que trajo como resultado la multiplicación del número de egresados en la secundaria.

Y la historia de Rosa, siempre tan unida a la escuela, también fue sumando logros. Ella cuenta que dentro de esas aulas fue construyendo su vocación, que es la enseñanza a chicos con dificultades en el aprendizaje. Por ello estudió psicopedagogía.

Rosa, que desde 2006 ejerce como vicedirectora de la secundaria, dice: "El Savio no es sólo mi lugar de trabajo; forma parte de mi vida". Y agrega: "Si tuviera que definir al colegio, diría que es un factor de protección y oportunidad frente a tantos factores de riesgo".

Su reto actual es que todos los chicos se reciban, ya que hay algunos, que, aún quedándoles pocas materias, abandonan los estudios para empezar a trabajar y ayudar en sus casas o lograr la ansiada independencia.

Para combatir esta problemática, crearon el Programa Nuevos Horizontes, cuyo objetivo es retenerlos e invitarlos a soñar un proyecto de vida mejor por medio de talleres, espacios de tutoría y apoyo escolar.

Sus alumnos agradecen años más tarde la contención que allí reciben. Raúl Aquino, que estudió en el colegio y trabaja allí desde hace 17 años, dice: "Es el mejor colegio que hay en este barrio lleno de dificultades. Es un sostén para los chicos y los padres también. El Savio es mi segunda casa".

Este proyecto puede seguir en pie gracias al esfuerzo y la solidaridad de muchísima gente. Si le interesa acompañar el proyecto, puede averiguar sobre su programa de becas escribiendo a santodomingosavio.colegio@gmail.com o llamando al teléfono 4575-4212/3/5, interno 102. Para saber más sobre la escuela ingrese en http://santodomingosaviolacava.blogspot.com.ar .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.