Coronavirus: las universidades analizan cómo redefinir el calendario educativo

Las universidades evalúan los pasos a seguir frente a la suspensión de clases por el avance del coronavirus
Las universidades evalúan los pasos a seguir frente a la suspensión de clases por el avance del coronavirus Fuente: Archivo
María Elena Polack
(0)
31 de marzo de 2020  • 20:20

Prácticas presenciales suspendidas por el aislamiento social obligatorio , clases que no tienen posibilidad de replicarse de modo virtual como un laboratorio de microbiología o de química, dificultades para validar la identidad de los alumnos y evitar irregularidades en los exámenes finales forman parte central del análisis que hacen por estas horas las autoridades educativas para redefinir el calendario universitario nacional .

Aunque buena parte de las universidades de gestión pública y privada del país brindan contenidos virtuales, con "aulas" en las que en el mismo horario habitual los profesores se vinculan online con sus alumnos, muchas materias de gran cantidad de carreras implican presencialidad.

"Es muy probable que haya que reformular el año académico", admitieron hoy diversas fuentes universitarias consultadas, las que prefieren ser cautas y dejar los anuncios oficiales en manos del gobierno nacional.

"Tenemos que garantizar la mejor enseñanza posible y el principio de toda esta etapa que estamos viviendo es mantener la calidad académica y tratar de perder el menor tiempo posible frente a estas restricciones por la pandemia del nuevo coronavirus", señaló a LA NACIÓN Alejandro Martínez, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

En el caso de la UBA, las clases están suspendidas hasta el próximo 13, pero aún no está claro si para esa fecha podrá regresarse parcialmente a la presencialidad de la cursada o si se mantendrán las restricciones. "Claramente esta situación [por la emergencia sanitaria] es un problema para muchas asignaturas de Medicina, Odontología, Ciencias Exactas, Arquitectura y Diseño, Ingeniería", deslizaron otras voces de la UBA.

En los últimos días, también se suceden las conversaciones entre los rectores nucleados en la agrupación de universidades privadas para evaluar cómo marchan con esta situación de emergencia y cómo seguirá el año

Por videoconferencia, hoy el ministro de Educación, Nicolás Trotta , dialogó con sus pares provinciales sobre el año educativo y la necesidad de analizar nivel por nivel en qué situación se encuentra. LA NACIÓN había anticipado el viernes pasado que los más chicos serán los últimos en recuperar su vida habitual, que implicará retornar a las aulas. Las previsiones plantean el aislamiento de los estudiantes entre unos 60 a unos 90 días más.

En casi todas las universidades privadas, el ciclo lectivo estaba previsto que comenzara a mediados del mes pasado, pero se pasó de la presencialidad a la virtualidad con algunas semanas de retraso y de preparación de material pedagógico para ofrecer online y de capacitación docente.

En los últimos días, también se suceden las conversaciones entre los rectores nucleados en la agrupación de universidades privadas para evaluar cómo marchan con esta situación de emergencia y cómo seguirá el año.

"Confiamos en que en algún momento se recuperará la habitualidad a la que estamos acostumbrados como sociedad y, entonces allí, aquellas asignaturas que requieren de presencialidad podrán retomarse, pero sobre lo trabajado durante este período en el que, por ejemplo, nuestros alumnos de Medicina están trabajando a distancia en la resolución de casos clínicos y ateneos de Anatomía Clínica", explicaron desde la Universidad Católica Argentina (UCA).

En esa misma línea, el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador, Daniel Martínez, sostuvo que "Medicina y todas las carreras de la Salud no son las mejores para dictar a distancia por el gran componente práctico. De igual manera se están dando los teóricos en forma remota de la mejor manera posible".

No solo el problema es cómo está o no preparada la universidad, como entidad educativa, para transmitir virtualmente los conocimientos, sino también la disponibilidad de equipos y herramientas de los alumnos para seguir adelante las clases, así como las reacciones personales frente a la dificultad de una práctica.

"Puede haber muchos tutoriales sobre cómo hacer un tratamiento de conducto, pero otra cosa es la práctica presencial. Enfrentarse al estrés de una maniobra con poca experiencia", puntualiza Horacio Massacesi, fundador de Educativa, empresa pionera en e-learning.

"Suiza bajó la calidad de streaming porque no daba abasto", citó el experto para ejemplificar otros problemas que pueden surgir en la enseñanza virtual, así como la diferencia que puede sentir el alumno frente a profesores que tienen experiencia en dar este tipo de clases y otros que no la tienen.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.