El "refinamiento extraordinario" del Hotel Alvear, el hogar de Horacio Ferrer