Suscriptor digital

Greenpeace: 35 exempleados se suman a las denuncias por acoso y hostigamiento contra las mujeres

Las acusaciones empezaron cuando la ONG lanzó una campaña feminista el Día de la Mujer
Las acusaciones empezaron cuando la ONG lanzó una campaña feminista el Día de la Mujer Crédito: Greenpeace.org.ar
Brenda Struminger
(0)
24 de abril de 2018  • 18:05

Cada vez son más las denuncias de exempleadas contra la sede argentina de Greenpeace por acoso y hostigamiento contra las mujeres. Hoy, 40 hombres y mujeres que trabajaron en la ONG de defensa del medio ambiente publicaron una carta conjunta, firmada con sus nombres y apellidos y los cargos que ocuparon en la organización. Se sumaron así a las primeras denunciantes, que hablaron públicamente de sus casos por primera vezel Día de la Mujer.

"Queremos hacer público ante los socios - quienes con su aporte monetario financian el trabajo de la ONG-, y ante la opinión pública en general, la gravedad de lo que ha venido sucediendo los últimos años en la oficina argentina", reza la carta, difundida hoy.

Apuntan contra el Director Ejecutivo de Greenpeace Andino (que comprende a la Argentina, Chile y Colombia), Martín Prieto, por hechos de "discriminación y violencia de género, abuso de poder con empleadas, acoso sexual y laboral y hostigamiento", entre otros.

Denuncian que Prieto y otros directivos se expusieron en ropa interior ante empleadas. Que violaron sus correspondencias privadas e hicieron circular fotos íntimas de voluntarias. Que hubo amenazas y extorsión, discriminación por aspecto físico y acoso sexual, así como descalificaciones y castigos en compensaciones económicas y de cobertura social.

Como informó LA NACION hace un mes, las denuncias públicas contra Greenpeace empezaron el Día de la Mujer, cuando varias exempleadas vieron que la sede argentina de la ONG anunciaba que se sumaba a los reclamos del 8M.

Las primeras mujeres que señalaron a los directivos de Greenpeace Andino por violencia de género son la exjefa de campaña política, Eugenia Testa, y las excoordinadoras Consuelo Bilbao y Lorena Pujó. En diálogo con este medio, argumentaron que hace tres años hicieron reiteradas denuncias internas en la sede con oficinas en Buenos Aires, que abarcan el área de la Argentina, Chile y Colombia. Poco después fueron despedidas o forzadas a renunciar. Este mes decidieron denunciar públicamente y preparan una acción en la Justicia. Greenpeace negó las acusaciones y las atribuyó a "motivos políticos".

Hoy, cuatro semanas después, otras 35 personas, todos exempleados, decidieron salir a hablar a través de una carta. La mayor parte de los firmantes son mujeres, aunque hay varios hombres que dan testimonio de situaciones de violencia de género de parte de los directivos de Greenpeace.

Aseguran que no son los únicos, sino los que se animan a hablar por el momento. "Debemos respetar los tiempos de otras personas involucradas y no estaremos haciendo mención de otras situaciones que conocemos", reza el comunicado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?