Investigadores cordobeses desarrollaron ropa inteligente para cuidar a las embarazadas y sus bebés

La remera para embarazadas
La remera para embarazadas
Gabriela Origlia
(0)
27 de agosto de 2019  • 15:14

CORDOBA. Investigadores cordobeses de diferentes áreas desarrollaron ropa inteligente para proteger a las futuras mamás y a los bebés: una remera para el control del embarazo y un body que previene la muerte súbita en criaturas de hasta un año. Las prendas tienen sensores que relevan indicadores claves y los transmiten, procesados, a un teléfono móvil.

El desarrollo se realizó en la incubadora de empresas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y cuenta con financiamiento del Fondo Tecnológico Córdoba (Fontec) del Ministerio de Ciencia provincial.

El coordinador es Martín Moya, médico e investigador formado en la UNC, especializado en pediatría en el Hospital Garrahan y con una década de ejercicio de la profesión en Estados Unidos . Con él trabajan otros tres médicos y egresados de las carreras de Biomedicina, Ingeniería Electrónica y Sistemas.

"Hacemos textiles inteligentes para la salud", describe. El primer diseño fue la remera para embarazadas que "permite controlar la gestación en casa" ya que, a través de un sensor se monitorea la frecuencia cardíaca del bebé, se miden las ondas R en cada latido del corazón, así se sigue el funcionamiento de los sistemas simpático y parasimpático.

"Que funcione uno u otros nos muestra cómo está el bebé y además chequeamos el mundo del bebé que es el útero materno", apunta Moya a LA NACION. El control se extiende 40 minutos, los datos alimentan un algoritmo y la información procesada va a un teléfono móvil, donde a través de una aplicación se puede ver si los indicadores son normales. La mamá puede pasar la información a su médico.

"Una ecografía es como una foto, la remera inteligente posibilita tener algo más parecido a una película", agrega Moya.

Moya muestra la remera para embarazadas
Moya muestra la remera para embarazadas

En el caso del body para el bebé, permite seguir su respiración mientras duerme y, en caso de producirse una anomalía, emite una alarma. Es decir, el dispositivo avisa si registra una apnea (interrupción de la respiración). El objetivo es prevenir la principal causa de muerte en el primer año, la súbita.

Moya explica que la idea surgió de su trabajo y por estar involucrado en tecnología, en el internet de las cosas. En el país no hay iniciativas similares sí en Estados Unidos y el Reino Unido hay un aparato para bebés que detecta cuando el corazón se para.

"Nuestro body detecta el riesgo más rápido ya que monitorea el pulmón y no el corazón, que deja de latir varios minutos después de la interrupción de la respiración.Hay una brecha y con nuestra alarma, se llega antes del paro cardíaco y no hay que hacer nada más que levantar a bebé", agrega.

El precio con que el producto saldría al mercado es de entre 100 y 120 dólares, menos de la mitad de su competidor extranjero. Los investigadores ya cuentan con una alianza estratégica con la Clínica del Sol para comercializarlo; la inversión inicial es de US$ 200.000 y las demoras se deben a la incertidumbre económica. Con un millón de pesos, el apalancamiento más grande es del Gobierno cordobés a través de dos subsidios de Fontec para ambos proyectos.

Por año hay 10 millones de nacimientos en Latinoamérica, por lo que los investigadores estiman su mercado potencial en 4,5 millones de clientes. El esquema de comercialización es similar al que usan los laboratorios farmacéuticos con los visitadores médicos.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.