La Embajada de los Países Bajos confirmó el robo de la estatua de La Niña Feliz

Crédito: Google Maps
Virginia Mejía
(0)
23 de octubre de 2019  • 09:41

La embajada del Reino de los Países Bajos confirmó el robo de la escultura La Niña Feliz que estaba instalada en la Plaza Reina de Holanda de Puerto Madero. La obra de la artista holandesa Tineke Willemse Steen era considerada un emblema de los buenos vínculos entre ambos países, pero desapareció de forma misteriosa durante el temporal de la semana pasada. Si bien expertos intentaron rastrearla, la pieza no figura en el inventario oficial de obras de arte instaladas en el espacio público, lo cual hizo crecer el enigma alrededor de la pequeña escultura de bronce.

"Se ha corroborado la primera hipótesis, la del robo, y se ha efectuado la denuncia ante las autoridades competentes, la prefectura de la sección Puerto Madero", reveló la Embajada de los Países Bajos a LA NACION. De acuerdo a lo comunicado, el robo habría ocurrido antes de las 6 AM del pasado sábado 19, en el momento en que un fuerte temporal se desató sobre la Ciudad de Buenos Aires.

Para dar con la obra, los investigadores están buscando cámaras de comercios de la zona, ya que no hay cámaras de vigilancia que apunten hacia ese lugar en puntual, explicaron.

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

La Niña Feliz, o Chica Feliz, o también llamada la Niña de la Fuente, por haber estado emplazada dentro de una, es parte del patrimonio Cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores Neerlandés, y fue donada en el año 2004 para ser colocada en la Plaza Reina de Holanda, a metros de la embajada de ese país, frente al Puente de la Mujer.

La escultura de Buenos Aires es una réplica de la holandesa y su desaparición llamó la atención de vecinos y de escultores como Mario Morasan, que intentaron dar con ella sin obtener respuesta de los organismos encargados de velar por el espacio público, los cuales adujeron que desconocían su paradero por no estar inventariada.

"Lamentamos muchísimo lo acontecido y permanecemos alertas al devenir de la investigación y de las futuras informaciones que nos hagan llegar", añadió la sede diplomática, luego de que el propio embajador, Roel Nieuwenkamp, manifestara en las redes sociales que estaban "muy tristes por la desaparición de la Chica Feliz".

La Plaza Reina de Holanda es propiedad de la corporaciones Grupo Madero Este y Madero Este. La embajada no tiene injerencia ni potestad sobre dicho predio. De ahí que luego de los sucesos los funcionarios tomaron contacto con ambos grupos empresarios, que informaron que se trató de un robo.

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Por su parte, fuentes pertenecientes a las corporaciones dijeron a LA NACION que la escultura no era de fibra de vidrio, tal como lo indicaron algunas versiones lanzadas por la Prefectura ."La obra es de bronce con lo cual no se descartaría que los delincuentes ya la hayan fundido para revender ese material". Respecto a la forma en la cual sustrajeron la pieza añadieron que, dado que no pesa más de 40 kilos, es muy probable que la cargaran en una carretilla hasta la calle Juana Manso, o que la trasladaran a través del estacionamiento subterráneo de las inmediaciones.

"Tenemos en la plaza una garita de seguridad privada que no cumplió como debía sus funciones, que eran básicamente cuidar las estatuas, con lo cual serán sancionados. De todos modos, dado que se trata de un espacio privado cedido al uso público, debería haber sido vigilada por el Estado y no por nosotros", remarcaron los empresarios.

En la plaza, ubicada en Olga Cosentini 747, como resultado de la colaboración existente entre los dos países se realizaron varias actividades a lo largo de los años. Los Países Bajos donaron también otras estatuas ahí emplazadas, la última de ellas la de Anna Frank, idéntica a la que está en Amsterdam. También colocaron un busto del artista uruguayo Carlos Páez Vilaró que estuvo varios días tirado en el pasto, y que en estos momentos lo estarían reparando, según dijeron fuentes de la embajada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.