Puerto Madero: misteriosa desaparición de la escultura de una niña en la Plaza Reina de Holanda

La estatua, como se veía hasta hace pocos días
La estatua, como se veía hasta hace pocos días Crédito: Google Maps
Virginia Mejía
(0)
16 de octubre de 2019  • 11:56

Rodeada de enigmas desapareció este fin de semana la escultura de una niña que estaba ubicada la Plaza Reina de Holanda de Puerto Madero. Aún no hay noticias sobre el paradero de la llamada Niña de la fuente y las contradictorias versiones sobre el extraño evento ocurrido aparentemente en medio de la tormenta, no hacen más que agregar misterio a la falta de una obra de arte de la cual muy poco se sabe y que ni siquiera figura en el registro oficial de la ciudad.

Según algunas versiones la obra es de bronce y habría sido vandalizada y sustraída. De acuerdo a otras fuentes consultadas, la Niña estaba hecha de un material liviano como la fibra de vidrio, con lo cual debido al temporal, cayó del pedestal, y luego fue arrastrada hacia el río.

La Nación consultó el hecho con Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño, a Monumentos y Obras de Arte, a la Prefectura, a la Corporación Puerto Madero, y al Ministerio de Cultura porteño. Todos ellos dijeron desconocer cómo cuando, cómo y porque se esfumó la pieza ubicada a metros de la Embajada del Reino de los Países Bajos.

"¨Es raro que haya desaparecido la Niña. Ocurren cosas muy extrañas con las estatuas", se lamentó el escultor Mario Morasan, quien posee un fichero personal en el que da cuenta de todas las obras de arte que decoran el espacio público en plazas y calles de Buenos Aires, muchas de las cuales son frecuentemente vandalizadas, especialmente las de bronce, material que se funde y se comercializa, material del cual según el artista estaba hecha la Niña de la fuente.

La estatua no está más
La estatua no está más Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Para el experto, quien en este caso no descartó un robo, se trataba de una de las esculturas más pequeñas de cuerpo entero de la ciudad. La obra consistía en una chica que miraba hacia arriba con la boca abierta y los brazos y las manos extendidas a lo alto, en lo que puede interpretarse como un reclamo al cielo, o tal vez en un gesto que comunica sorpresa.

La misma sorpresa que habrá percibido la Niña durante el temporal cuando fue arrancada de cuajo de su pedestal que aún conserva las huellas de sus pies con los que se aferraba al suelo. Idéntica sorpresa que tuvieron quienes transitan la zona, como Fernando Chaufier, mozo en uno de los restaurantes de los diques, que asegura: "El viernes pasado estaba ahí como siempre, pero después del fin de semana, cuando pasé para ir al trabajo no la vi más. Pregunté y nadie tenía ni idea de lo que pasó¨. Según los vecinos, en caso de que la escultura haya sido robada, los delincuentes la habrían cargado y luego trasladado a pie debido a que a la plaza no pueden acceder vehículos.

La Niña de la fuente es creación de la escultora holandesa Tineke Willemse-Steen (1920-2014) y existen otras copias en Lüneburg, Alemania, y en Apeldoorn, en los Países Bajos. Si bien a primera hora de ayer algunas fuentes indicaron que la pieza local emulaba a la Reina Máxima de pequeña, Morasan dijo que la escultura de Puerto Madero "no es Máxima sino que es una chica cualquiera. La plaza se llama como la Reina nomás".

En su versión original, la de Holanda, tiene un chorro de agua que cae desde una fuente detrás de ella, con lo cual parecería estar recibiendo con alegría la lluvia. La de Buenos Aires en cambio, no estaba rodeada de agua, sino en medio de una fuente seca. La holandesa forma parte de un conjunto escultórico de 3 niños que miran caer las gotas.

Según fuentes de la embajada de Países Bajos, la escultura desaparecida fue donada en el año 2004, durante la intendencia de Aníbal Ibarra, a las corporaciones Grupo Madero Este y Madero Este, dueñas del terreno donde se ubica la plaza. Ese es el motivo por el cual la pequeña estatua no figura en los registros de la Ciudad. "Ante lo reciente de los hechos, no se están considerando planes de sustitución al momento", aseguraron desde la embajada.

El regalo fue una muestra de amistad, como ejemplo de los buenos vinculos entre Argentina y los Paises Bajos luego de que en el año 2002 Máxima Zorraguieta se casara con el principe de Guillermo de Holanda. La plaza es un punto estratégico, desde el cual uno puede sentarse a disfrutar de la vista del río y del Puente de la Mujer, lugar que ahora solo conserva el pedestal de la escultura de la niña que antes decoraba el lugar luciendo un vestido con mangas cortas, un collar y los pies descalzos.

La estatua está en Puerto Madero
La estatua está en Puerto Madero Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Consultado al respecto el organismo encargado de velar por el cuidado de las esculturas en calles y plazas, el Ministerio de Espacio Público señaló a través de voceros que ellos están a cargo de los grandes espacios públicos y no de la Plaza Reina de Holanda. "Es una obra no inventariada y por lo tanto no pertenece a nuestra área. Hay que hablar con el Ministerio de Cultura de la Ciudad". Consultada la cartera de cultura derivó el tema a la Corporación Puerto Madero. A su vez Corporación Puerto Madero, sugirió preguntarle a la Prefectura, encargada de custodiar la zona.

Voceros de Prefectura explicaron que es imposible saber que pasó dado que en el lugar, si bien hay cámaras, estas no apuntan directamente al punto donde estaba emplazada la obra de arte y que además ellos no recibieron denuncia alguna sobre el enigmático episodio. Al contario de lo señalado por los expertos, en el sentido de que se trata de una pieza de bronce, Prefectura explicó que "estaba fabricada en fibra de vidrio, con lo cual lo más probable es que el fin de semana con la fuerte tormenta se haya caído, y se la haya llevado arrastrada el agua del río".

Voceros del espacio donde se reparan esculturas, Monumentos y Obras de Arte, dijeron que la niña no se halla en estos momentos en el predio que poseen en los Bosques de Palermo donde reparan obras vandalizadas. Según los expertos de ese organismo el problema es que tal como sucede con varias piezas instaladas en la ciudad, no está inventariadas por causas burocráticas. Lo mismo sucede con la escultura de Ana Frank, del Taxista, de Fangio a las cuales nunca se les hizo los trámites para que dependan de Espacio Público.

Una plaza en honor a una reina argentina

La Plaza Reina de Holanda, que albergaba a escultura desaparecida, se ubica en el borde este del dique 3, en correspondencia con el Puente de la Mujer y frente a los antiguos Silos de la Junta Nacional de Granos. El diseño está compuesto por un sector contiguo al paseo peatonal y un espacio verde que hace alusión a la geografía de Holanda.

Se suman otras evocaciones al país de Máxima como el uso del distintivo color naranja, de la caléndula, flor nacional, y de otras plantas originiarias de allí como abedules y arces componiendo las áreas verdes. En contrapartida, una porción del solado está hecho con adoquines reutilizados del viejo puerto de Buenos Aires interviniendo así algún elemento local relacionado a un período significativo de la historia argentina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.