La historia solidaria del publicista que perdió todo y montó una agencia en La Cava