La NASA descubrió un planeta similar a la Tierra a 300 años luz de distancia

Kepler-1649 se encuentra a 300 años luz de la TIerra, y compartiría algunas características, como el tamaño y la temperatura
Kepler-1649 se encuentra a 300 años luz de la TIerra, y compartiría algunas características, como el tamaño y la temperatura Crédito: NASA
(0)
16 de abril de 2020  • 16:22

Un grupo de científicos de la NASA encontró un exoplaneta del tamaño de la Tierra que orbita en la zona habitable de su estrella, que es el área en la que una formación planetaria rocosa podría albergar agua en estado líquido.

Lo curioso es que este planeta, llamado Kepler-1649c se encontraba oculto en el archivo de datos recopilados por el telescopio espacial Kepler de la NASA, que la agencia espacial había retirado en el año 2018. Aparentemente, había pasado desapercibido debido a un algoritmo que lo identificó erróneamente.

Ahora, los investigadores revisaron los datos del Kepler y reconocieron que detrás de esa información había un planeta. De todos los exoplanetas que descubrió el telescopio en su trayectoria, este, ubicado a 300 años luz de la Tierra, es el más similar al tamaño y la temperatura media de nuestro planeta.

La ilustración hace una comparación de la Tierra con el exoplaneta recientemente descubierto, que es apenas 1,06 veces más grande que nuestro mundo
La ilustración hace una comparación de la Tierra con el exoplaneta recientemente descubierto, que es apenas 1,06 veces más grande que nuestro mundo Crédito: NASA

Este cuerpo celeste, que fue bautizado en honor al telescopio que lo tuvo oculto en su base de datos, es apenas 1,06 veces más grande que la Tierra. La cantidad de luz que recibe de su estrella "anfitriona" es el 75 por ciento de la cantidad de la luz que recibe nuestro planeta de nuestro Sol, por lo que se deduce que su temperatura puede ser similar a la que se tiene en este lugar de la vía láctea.

Diferencias con la Tierra

En cuanto a las diferencias, Kepler-1649c orbita alrededor de una enana roja, un tipo de estrellas conocida por los brotes estelares que puede producir, que hace que en los planetas a su alcance tengan un entorno en el que se hace difícil la existencia potencial de vida.

"Este intrigante y distante mundo nos da una esperanza aún mayor de que una segunda Tierra se encuentre entre las estrellas, esperando ser encontrada", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica de la NASA en Washington.

"Los datos recopilados por misiones como Kepler y nuestro satélite de estudio de tránsito de exoplanetas [TESS] continuarán produciendo descubrimientos sorprendentes a medida que la comunidad científica refina sus habilidades para buscar planetas prometedores año tras año", agregó en la página oficial de la NASA.

El telescopio espacial Kepler fue retirado en 2018, pero aún conservaba una sorpresa en su archivo
El telescopio espacial Kepler fue retirado en 2018, pero aún conservaba una sorpresa en su archivo Crédito: Nasa

Todavía hay mucho que se desconoce acerca de Kepler-1649c, incluida su atmósfera, que podría influir en la temperatura planetaria. Los cálculos actuales de su tamaño tienen márgenes de error significativos, al igual que todos los valores en astronomía cuando se estudian objetos tan lejanos. Pero, según lo que se sabe, es especialmente intrigante para los científicos que buscan mundos con condiciones potencialmente habitables.

Lo que hace único al Kepler-1649c

Se estima que otros exoplanetas tienen un tamaño similar al de la Tierra, como TRAPPIST-1f y, según algunos cálculos, Teegarden c. Otros, además, pueden ser más similares a nuestro planeta en cuanto a la temperatura, como TRAPPIST-1d y TOI 700d.

El exoplaneta orbita alrededor de una estrella enana roja y la vuelta completa la da en 19,5 días terrestres
El exoplaneta orbita alrededor de una estrella enana roja y la vuelta completa la da en 19,5 días terrestres Crédito: NASA

Pero no hay otro exoplaneta como el recién descubierto que se considere más cercano a la Tierra en estos dos valores que también se encuentra en la zona habitable de su sistema.

Kepler-1649c orbita su pequeña estrella enana roja tan de tan cerca que un año en ese distante mundo equivale a solo 19 días terrestres y medio.

El sistema tiene otro planeta rocoso de aproximadamente el mismo tamaño, pero orbita la estrella a aproximadamente la mitad de la distancia de Kepler-1649c, similar a cómo Venus lo hace alrededor del Sol, aproximadamente a la mitad de la distancia que la Tierra.

Las estrellas enanas rojas se encuentran entre las más comunes de la galaxia, lo que significa que planetas como este podrían ser más habituales de lo que se pensó anteriormente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.