La Plata. Piden la detención de un sacerdote acusado de abuso sexual agravado

Cuando se conoció la denuncia, Sidders había sido trasladado hacía poco a Misiones para trabajar con el Obispo Nicolás Baisi
Cuando se conoció la denuncia, Sidders había sido trasladado hacía poco a Misiones para trabajar con el Obispo Nicolás Baisi
Rosario Marina
(0)
27 de noviembre de 2020  • 11:59

El fiscal Álvaro Garganta, titular de la UFI Nº 11 de La Plata, pidió ayer la detención del sacerdote Raúl A. Sidders, acusado de "abuso sexual gravemente ultrajante". El juez de Garantías deberá decidir, en un plazo de cinco días, si hace lugar a la solicitud. Entre las razones del pedido se encuentran la "gravedad del hecho delictivo" y el "riesgo de fuga".

"Que aproximadamente durante el período comprendido entre los años 2004 y 2008 inclusive, un sujeto masculino que se desempeñara como capellán de la Unidad Educativa "Monseñor Lodigiani" -Colegio San Vicente de Paúl- ubicada en la calle 115 nº566 de La Plata, abusó sexualmente de la menor (...) de 11 años de edad", dice el pedido de detención al que accedió LA NACIÓN.

Luego, en la fundamentación el fiscal relata los hechos: "(...) a quien hacía colocar sus manos en los bolsillos de la sotana y sentir su pene erecto, situaciones que acaecían en el patio de la institución y durante los recreos, que provocaron un grave daño en la salud mental de la niña".

Delitos

Los delitos de los que se acusa al sacerdote son: abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y circunstancias de su realización doblemente agravado (por resultar en un grave daño en la salud mental de la víctima y por ser el autor ministro de algún culto reconocido o no), y corrupción de menores agravada (por resultar la víctima menor de trece años).

"Este tipo arruinó mi infancia y mi adolescencia", dijo Rocío (no es su nombre real) a LA NACION días después de realizar la denuncia ante la Justicia. En septiembre, el fiscal solicitó que a Sidders se le prohibiera salir del país.

Cuando se conoció la denuncia de Rocío, Sidders había sido trasladado hacía poco a Misiones para trabajar con el Obispo Nicolás Baisi. Antes de eso y durante 20 años se desempeñó en La Plata, en el Colegio San Vicente de Paul. Según un video de despedida que el mismo Sidders filmó, ese cambio drástico de destino se debía a un pedido de su amigo Baisi y porque "Dios me lo pide". El hecho de que ahora resida en una zona fronteriza fue una de las razones por las que el fiscal pidió su detención: por el riesgo de fuga.

Elementos de prueba

De acuerdo con la abogada Pía Garralda y el abogado Juan Pablo Gallego, patrocinantes de la víctima y quienes pidieron la medida, la detención se basa "en el contundente cuadro probatorio producido en su contra". La semana próxima el juez de Garantías Agustín Carlos Crispo debe decidir si acepta o rechaza el pedido de detención del fiscal Garganta.

Los elementos de prueba fueron las declaraciones de Rocío, de su madre, y de una amiga y compañera de la escuela. Además, un informe psiquiátrico de la víctima y el testimonio de su psicóloga. El informe psiquiátrico describe un "'trastorno de estrés postraumático' como consecuencia de la agresión sexual".

"Este gran paso es posible por la enorme valentía de Rocío, denunciante, quien padeció los abusos del religioso entre sus 11 y 14 años, con graves consecuencias y secuelas para su salud", explicaron los abogados Garralda y Gallego en un comunicado.

Ante la consulta de LA NACIÓN, desde el Arzobispado de La Plata, conducido por Víctor "Tucho" Fernández, se desligaron del tema: "El padre Sidders tiene sus propios abogados que son quienes llevan el asunto. Por otro parte, el Arzobispado no interviene ni recibe información de la fiscalía".

Hace poco menos de un año, en La Plata ocurría algo parecido: la fiscal Ana Medina pedía la detención del cura Eduardo Lorenzo acusado de abuso sexual. El día que la jueza de Garantías, Marcela Garmendia, hizo lugar al pedido de detención, el sacerdote se suicidó en una habitación de la sede platense de Cáritas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.