Tras el cierre de dos centros: el director del Favaloro comparó la crisis actual con 2001 y recordó a su "líder"

(0)
21 de mayo de 2020  • 19:22

"No estamos tan lejos de la crisis del 2001. No tenemos las aristas dramáticas de la pérdida del doctor Favaloro, pero desde el punto de vista financiero la situación no dista tanto de aquel momento", resumió Oscar Mendiz, director del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular de la Fundación Favaloro, sobre la situación que atraviesa la prestigiosa institución de salud que cerrará dos de sus tres centros de atención ambulatoria.

En una entrevista con La Nación PM, Mendíz explicó: "Ya veníamos con inconvenientes por la devaluación y la inflación de los últimos dos años. Esto hizo caer casi a cero la rentabilidad de los centros de salud. Si a esto le sumamos la caída de las prestaciones por la pandemia del coronavirus Covid-19, que llegó al 70% en la Fundación, se hace insostenible".

"La Fundación ha tenido muchas crisis y nos hemos recuperado. Hemos perdido el líder en el 2001 en la crisis económica que ya es histórica. Hemos tenido otros problemas, pero quizás, la profundidad de esta crisis es muy significativa por la caída del volumen de trabajo", dijo el cardiólogo, y agregó: "Este hospital y los centros están preparados para trabajar con alta eficiencia y con alto volumen de pacientes. Si eso no lo hacemos, la estructura fija del hospital se vuelve insostenible.

Mendíz remarcó: "La profundidad de la crisis, más allá de lo financiero, es la falta de trabajo. Otro problema es que acá hay una incertidumbre. No sabemos hasta cuándo seguirá esto".

Consultado sobre si la gente dejó de hacer consultas coronarias por miedo al virus SARS-CoV-2, contó: "Hasta donde sabemos, el coronavirus Covid-19 no cura la enfermedad arterioesclerótica que causa los infartos y los accidentes cerebrovasculares. De manera que estas enfermedades están ahí y, si los pacientes no vienen, eso que es la principal causa de muerte en el mundo occidental va a producir lo mismo que pasó, por ejemplo, en Nueva York, donde también aumentó mucho la mortalidad por otras enfermedades diferentes al Covid-19".

El cierre de los dos centros

La Fundación Favaloro informó estos días que, en las próximas semanas y a raíz de la crisis económica de los últimos dos años que se agravaron con la pandemia del coronavirus Covid-19, decidieron el cierre de dos de sus tres centros ambulatorios. Se trata de los edificios de la calle Arenales, en el barrio porteño de Recoleta y el de Pilar.

"Las prácticas ambulatorias cayeron entre el 50 y 70%, dependiendo cuál sea el estudio. Las internaciones cayeron entre el 45 y 50%. En los centros que se están por cerrar la caída es casi del 100% porque es todo medicina ambulatoria, chequeos que es entendible que se suspendan", detalló Mendiz, y sumó: "Se vence el contrato de alquiler y la balanza no da. Es una medida antipática, pero que se tiene que tomar para tratar de financiar un déficit que es muy grande".

Según explicaron desde Favaloro a LA NACION , el "Centro de Prevención y Atención Ambulatoria Arenales", inaugurado en 2017, que se encuentra ubicado en la calle Arenales 1658, cerrará sus puertas a fin de mes y contaba con 800 chequeos mensuales en promedio. Además, tenía unas tres mil consultas de otras especialidades.

En un edificio de 1200 metros cuadrados, dividido en cuatro plantas, había consultorios, salas de rehabilitación y tratamiento. Entre los servicios que brinda están: chequeo preventivo de salud, cardiología clínica, ginecología, flebolinfología, gastroenterología, neumonología, ortopedia y traumatología, endocrinología, dermatología, medicina y cardiología del deporte, ergometrías, nutrición, kinesiología y fisiatría, hepatología, reumatología, cirugía torácica y laboratorio de análisis clínicos.

En el caso del "El Centro de Prevención y Atención Ambulatoria Zona Norte", que abrió sus puertas en 2007 en Pilar, el cierre será a fines de junio, cuando termine el contrato del edificio ubicado cerca de la autopista Panamericana. Allí los chequeos mensuales promediaban los mil y unas 300 consultas de otras especialidades.

Allí, los estudios que se podían efectuar eran: chequeo preventivo de salud, ecografía, ecocardiografía y doppler vascular, eco estrés con ejercicio, ergometrías, holter electrocardiográfico de 24 horas, presurometría o monitoreo amb. de presión arterial (mapa), laboratorio de análisis clínicos, radiología y fonoaudiología.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.