Mar del Plata también prohibió el uso de sorbetes plásticos en las playas

No más sorbetes plásticos en Mar del Plata
No más sorbetes plásticos en Mar del Plata Fuente: Archivo - Crédito: Maximiliano Amena
Darío Palavecino
(0)
17 de abril de 2019  • 10:43

MAR DEL PLATA. A la par de la ya probada experiencia de Pinamar, también con el aval de organizaciones ambientalistas, el municipio de General Pueyrredon, que incluye a Mar del Plata , se suma a la cruzada para lograr playas libres de residuos plásticos.

El decreto 853/19 firmado en las últimas horas por el intendente local, Carlos Fernando Arroyo, dispone la prohibición absoluta del uso en de sorbetes, envases y cubiertos de material no reciclable en paradores públicos y privados, concesionados o no, dispuestos en la franja de costa de este distrito.

Aquellos elementos deberán ser reemplazados por otros confeccionados en cartón, metal o vidrio. La fiscalización del cumplimiento de esta norma quedará a cargo de la Dirección de Inspección General y en el Ente Municipal de Turismo se delega la misión de instrumentar junto a operadores privados de servicios turísticos de playa los programas de coordinación y gestión para abordar la problemática de basura en la franja costera.

Desde Greenpeace Argentina se celebró ayer esta novedad que llegó desde Mar del Plata. "Esta victoria es tuya", comunicaron a sus seguidores a través de redes sociales y en el marco de su campaña Hagamos Eco. Directivos de la organización mantuvieron una reunión con funcionarios municipales de General Pueyrredon y les destacaron el avance que representa esta normativa en términos de cuidado del medio ambiente. "Es un buen punto de partida para concientizar acerca de la contaminación que producen los vasos plásticos de único uso y sorbetes", dijo Alejandro Vicente, secretario de Gobierno de la comuna.

Pinamar fue el primer distrito de la zona en aplicar esta política con restricciones y recomendaciones para el uso de sorbetes plásticos. Allí, según autoridades, en temporada se recogen por día unos cinco mil kilos de residuos reciclables.

Durante el último verano, en particular en las casas de comidas rápidas y los puestos de licuados de playa, la disposición era no entregar sorbetes con la bebida. Y si el cliente los pedía, debían ser de cartón. Los de plástico están condenados a ser un mal recuerdo.

Un estudio del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep), también con sede en Mar del Plata, advierte sobre los efectos del plástico en las costas y el particular el mar. Rosana Di Marco, investigadora de este organismo público, informó a La Nación que en el océano hay más de cien partículas de plástico por litro de agua. "No se ven, son más pequeños que un alga unicelular, y los seres vivos los comen", aseguró sobre el efecto que además tienen estos materiales sobre la fauna marina.

"Las medidas restrictivas y de prohibición de sorbetes, vasos y productos similares de plástico que se extienden en diversos distritos resultan erróneas en cuanto no son una solución a la problemática de los residuos mal dispuestos en el ambiente", indicó en un comunicado Ecoplas, una ONG especializada en el tratamiento plásticos y medio ambiente que impulsa el desarrollo sustentable de la industria del sector. "Una solución sustentable solo puede llegar a través de políticas públicas, cierre de basurales a cielo abierto y una eficiente gestión de los residuos, organizaciones del tercer sector y ciudadanos trabajando en conjunto", señaló su directora ejecutiva, Verónica Ramos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.