Coronavirus: "Operativo regreso", el Gobierno apela a más aerolíneas para repatriar a pasajeros

Se redefinió la restricción; varias compañías reorganizan sus vuelos; la Fuerza Aérea se suma al operativo por los varados
Se redefinió la restricción; varias compañías reorganizan sus vuelos; la Fuerza Aérea se suma al operativo por los varados Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Martínez
Delfina Torres Cabreros
(0)
21 de marzo de 2020  

No queda claro si es una estrategia que fue desplegando diferentes herramientas o, simplemente, un plan que fracasó frente a la magnitud del problema a abordar: 23.000 argentinos varados en el extranjero, ansiosos por regresar. Lo cierto es que si en un primer momento Aerolíneas Argentinas iba a ser la única encargada del "operativo regreso", terminaron por admitirse de manera excepcional los servicios de aerolíneas privadas -que ya comenzaron a operar- y se decidió destinar a la misión dos naves de la Fuerza Aérea.

Esta semana la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) definió qué características debe tener un vuelo para estar dentro de las "excepciones" que prevé el DNU dictado el jueves pasado y operar pese al cierre de fronteras. Según dispuso, siempre que pidan autorización a la ANAC y acrediten que el servicio responde a "razones humanitarias de repatriación", las líneas privadas pueden contribuir con su parte.

Latam, que admitió tener 10.000 pasajeros propios varados, fue de las primeras empresas que se ofrecieron a realizar "vuelos de excepción" y comenzó anteayer. Según dijo a LA NACION, ese día trajo de Chile y Brasil a 3300 argentinos o residentes en 18 vuelos.

JetSmart fue otra y concretó anteayer un vuelo de Santiago de Chile a El Palomar, con cerca de 50 argentinos a bordo. La low cost Flybondi comenzó ayer a hacer vuelos a Brasil y Paraguay. Trajo a 89 pasajeros de Río de Janeiro. El listado es más amplio; la ANAC autorizó otros 100 vuelos excepcionales para los últimos dos días, que incluyen de Ethiopan Airlines a la brasileña Gol.

Están disponibles dos aviones del Ministerio de Defensa para viajar a Perú: un Fokker F27 y un Hércules. Sin embargo, hasta la tarde de ayer la negociación del canciller Felipe Solá con su par peruano, Gustavo Meza, no se encontraba cerrada. El toque de queda en Perú limita al máximo los accesos aéreos.

Ya liberada de la responsabilidad exclusiva, Aerolíneas Argentinas continuó agregando ayer vuelos "especiales". Son 32 y tienen como destino Miami, Madrid, Lima, San Pablo, Río de Janeiro, Florianópolis, Cancún, Bogotá y Punta Cana.

Según la empresa, el esquema dispuesto contempla regresar al país a 7500 personas. Se está muy lejos del número de varados que calculó la Cancillería -23.000-, pero en la compañía afirman que trabajan sobre un universo mucho más chico, que es el de quienes tenían boleto con fecha próxima de regreso.

Por la letra chica del operativo dispuesto, Aerolíneas Argentinas recibió dos críticas opuestas. Así como algunas voces se alzaron en contra del gasto que le generará al Estado traer de regreso turistas -tarea que, entienden, no le corresponde-, hubo quienes criticaron el término "repatriación" por no ser un servicio gratuito, sino uno que aplica tarifas no inferiores a US$500 más impuestos.

"Estos vuelos son antieconómicos para Aerolíneas -dicen en la empresa-, porque van vacíos a la ida para que la tripulación trabaje solo al regreso. Esto no deja de ser una empresa, y el ticket, aunque sea a una tarifa plana, tiene que ser abonado".

El operativo dispuesto luego de que el Gobierno decretara el cierre de la frontera aérea con zonas afectadas por el coronavirus, tal como se diseñó inicialmente, fue interpretado por algunos como un estrategia de la compañía, que demanda cada año millones de dólares del Tesoro nacional, para validarse en su rol de "aerolínea de bandera", figura que hace años dejó de existir en otras latitudes. "Pensaron que con dos A330 iban a poder justificar su función social trayendo argentinos repartidos por el mundo y no les dio la capacidad con las tripulaciones ni con los aviones", dicen los más duros.

El Gobierno afirma que desde el primer momento supieron que el operativo "iba a ser complicado" y ofrecieron opciones. En Aerolíneas Argentinas alegan que fue en sus oficinas donde surgió retrasar el cierre de fronteras para que las compañías privadas pudieran ordenarse.

El Gobierno y Aerolíneas Argentinas les recriminan a las empresas privadas no mostrar una actitud de colaboración. En privado, denuncian que algunas cancelaron vuelos antes del cierre de fronteras o hicieron volver aviones con una ocupación baja.

La española Iberia polemizó con Solá en Twitter desde su cuenta oficial. "No volar al país no es una decisión que hayamos tomado nosotros, sino ustedes", le replicó. Pocas horas más tarde, el Ministerio de Relaciones Exteriores de España anunció que, "con el apoyo del Gobierno argentino", Iberia haría hoy un vuelo entre Buenos Aires y Madrid.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) y la Cámara de Líneas Aéreas en Argentina (Jurca) aclaró que sus asociados están "desde un principio a disposición para contribuir en lo que esté al alcance de cada una de ellas". Señalaron que están en contacto con la Cancillería para "evaluar la posibilidad" de transportar pasajeros en ambos sentidos. Sin embargo, el gerente general de IATA para la Argentina, María José Taveira, pidió tener presente "la situación dramática" que enfrenta la industria a nivel mundial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.