Patrimonio subacuático: Cuántos naufragios hubo en aguas que rodean a la Argentina desde el siglo XVI

En el Río de La Plata hay registrados alrededor de 1200 barcos hundidos, mientras que en el Atlántico Sur descubrieron unos 700
En el Río de La Plata hay registrados alrededor de 1200 barcos hundidos, mientras que en el Atlántico Sur descubrieron unos 700
Virginia Mejía
(0)
29 de septiembre de 2020  • 11:54

Bajo las aguas que rodean a la Argentina se contabilizaron casi 2000 naufragios desde fines del siglo XVI hasta la fecha. En el Río de La Plata hay registrados de alrededor de 1200 barcos hundidos, mientras que en el Atlántico Sur descubrieron 700 naufragios. Así lo revelaron la investigaciones que realiza el Programa de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación. Pero de ese universo de naufragios solo se recolectó evidencia arqueológica en unos 20 casos.

El objetivo es investigar las antiguas embarcaciones ya que brindan información sobre el lugar de origen. "Pero además son estudiadas en torno a su contexto cultural, la vida a bordo de ellos, su técnica constructiva, etcétera", explicó la científica, que dirige el programa de Arqueología Subacuática desde sus inicios, hace 25 años.

Uno de los hallazgos más importantes fue el de Playa Donata de Tierra del Fuego, cuando hace dos años encontraron cientos de unidades de vajilla de loza inglesa. ¿De cuál de los barcos que se hundieron en la zona provienen? ¿Del Oracle, del Capricorn, del Glenmore? No se sabe aún. Lo que es seguro es que el accidente se produjo después de 1850, y que las piezas sean de loza, cerámica o porcelana sirve de guía para establecer a qué período pertenecen. También dan cuenta de los usos y costumbres de una época, como por ejemplo saber qué comían a bordo o si los materiales transportados eran destinados al comercio.

Tanto este como el resto de los naufragios son registrados en detalle. Contabilizan a partir de las expediciones de Díaz de Solís hasta hoy, pero seguramente antes de esa época hubo muchos más hundimientos sobre los cuales poco conocemos. El barco más antiguo en integrar la lista de sitios ya identificados es el Hoorn, el cual había partido en 1615 con la intención de encontrar un nuevo paso hacia el Océano Pacífico, más al sur del Estrecho de Magallanes pero se incendió y en las costas de Río Deseado se hallaron evidencias de su destrucción.

En los océanos y ríos del planeta, se estima que existen tres millones de botines diseminados. Durante años se imaginó que varios cofres con monedas de oro se encontrarían en las costas del continente americano. Su existencia se remontaría a cuando joyas y metales preciosos eran transportados por los conquistadores hacia Europa, o en la época colonial, tiempos en que los barcos viajaban desde el Viejo Continente hacia la región cargados con valiosas reliquias.

Pero hasta ahora las investigaciones científicas no han dado pruebas de la existencia de ese tipo de descubrimientos, al menos en el país: "La Argentina no fue una zona activa con respecto a la actuación de piratas, ni de galeones, aunque sí lo fue de corsarios. No niego que pueda llegar a haber un tesoro pero para nosotros es más interesante un objeto de uso cotidiano en tanto hallazgo de valor patrimonial -explicó Dolores Elkin, investigadora del Conicet-. Muchas veces en el agua hay tesoros que no son joyas ni metales preciosos".

Los peligrosos mares del Sur no amedrentaban a los expedicionarios que daban la vuelta desde el Atlántico hacia el Pacífico por el Estrecho de Magallanes antes de que se abriera el Canal de Panamá. Navegaban a cielo cerrado, con viento arrachado, malas condiciones meteorológicas y bajo chubascos de agua o nieve que impedían ver los faros y la costa. Esto provocó unos 700 naufragios en el extremo austral de América, aunque en realidad esa cifra comprende tanto aguas argentinas como chilenas y otras en zona de disputa territorial.

Pero a este grupo hay que añadirle otro conjunto, más importante aún, que son los 1200 barcos hundidos en el Río de la Plata, y que al igual que sucedió con los antes mencionados, no siempre se ubican en aguas territoriales argentinas. Estos datos surgen de archivos históricos.

Un gran museo bajo agua

Según la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos. y de acuerdo a lo estipulado en la convención de la Unesco de 2001, conforman el patrimonio cultural subacuático todos los restos de cultura material que poseen más de 100 años de antigüedad. Tanto al barco como a su contenido, no importa si es o no un tesoro, se los considera de dominio público.

En la Argentina, el caso sobre el que se ha reunido más información es la corbeta de guerra británica Swift, que se hundió en 1770 en Puerto Deseado, en Santa Cruz. La intención es que este sitio sea declarado próximamente Bien de Interés Arqueológico Nacional. El Vilarino, en Chubut, ya obtuvo esa declaratoria. A su vez, la localidad de Caleta Falsa, en Tierra del Fuego, donde se produjo el naufragio en 1765 de la fragata Purísima Concepción, fue declarado Lugar Histórico Nacional, informó la Comisión de Monumentos.

Guillermo Gutiérrez, que trabaja en el proyecto de relevamiento cultural subacuático de Puerto Madryn y Península de Valdez, dijo: "El término de tesoro en tanto un conjunto de monedas de oro no es frecuente aquí, ya que las travesías no estaban vinculadas con la ruta del oro que era la del Pacífico y México".

De ahí que existan empresas cazadoras de tesoros, que hacen uso comercial de los naufragios, tal como sucede con el galeón San José de Colombia, en el cual varios países y organizaciones están interesados en obtener una tajada a pesar de que antes se deben resolver varias cuestiones legales. El interés que despierta se debe a que al hundirse frente a Cartagena, en 1708, transportaba 11 millones de monedas de oro.

"No podemos pensar estos hallazgos en términos monetarios ya que son bienes públicos. Por más que encontremos un arcón con monedas tiene un valor científico más que comercial", agregó Gutiérrez.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.