Polémica condena en Mendoza: mató a su pareja pero la Justicia no lo considera un femicidio

Julieta González (21) desapareció el 21 de setiembre del 2016. La hallaron muerta seis días después, en plena montaña mendocina.
Julieta González (21) desapareció el 21 de setiembre del 2016. La hallaron muerta seis días después, en plena montaña mendocina.
Pablo Mannino
(0)
14 de septiembre de 2019  • 17:54

MENDOZA.- En el Día de la Primavera se cumplirán tres años del brutal crimen de Julieta González (21), cometido por un joven con quien mantenía una relación. Por el asesinato quedó imputado el hijo de un reconocido empresario del transporte de Mendoza. Sin embargo, esta semana la Justicia dio su veredicto: consideró que no se trató de un femicidio por lo que el hombre, Andrés Di Césare (26), no recibió la pena de prisión perpetua contemplada para este tipo de casos. Fue sentenciado a 18 años de cárcel por homicidio simple, por lo que dejaron al margen el agravante de violencia de género que había solicitado la Fiscalía. Esta decisión cayó como un balde de agua fría entre los familiares y amigos de la mujer, al tiempo que provocó una fuerte polémica y se reactivó en las calles el movimiento Ni Una Menos.

Graciela Carrizo, la mamá de Julieta, durante la marcha Ni Una Menos que se organizó para repudiar el fallo judicial.
Graciela Carrizo, la mamá de Julieta, durante la marcha Ni Una Menos que se organizó para repudiar el fallo judicial.

En medio del reclamo por la condena, desde el Ministerio Público y la querella adelantaron que apelarán la sentencia y acudirán a la Suprema Corte. Buscarán que el máximo tribunal revierta el polémico fallo que consideró al joven culpable del asesinato, a pesar de negar ser el autor, pero con una pena menor a la esperada.

Para la fiscal que instruyó la causa, Claudia Ríos, y los abogados de la víctima no se tuvieron en cuenta las recomendaciones y los tratados internacionales acerca de la perspectiva de género, por lo que además pusieron de relieve la importancia de la Ley Micaela. De hecho, en los últimos días, los movimientos que luchan por los derechos de las mujeres se volcaron a las calles para repudiar la postura del tribunal y exigir que se condene a perpetua al autor del hecho.

Se espera ahora que en los próximo días se conozcan los fundamentos del fallo firmado por los jueces Mauricio Juan, María Alejandra Ratto y Jorge Coussirat. En principio, los magistrados entendieron que el hombre fue el autor del hecho por la cantidad de pruebas que lo comprometían pero no habrían encontrado indicios suficientes para considerar un vínculo de pareja.

En tanto, para la Fiscalía, Di Césare llevaba más de un mes saliendo con la joven, a quien conocía desde la infancia, y que acabó con su vida luego de creer que estaba embarazada.

Entre las pruebas que lo dejaron tras las rejas figuran dos señales clave: restos de piel del hombre debajo de las uñas de Julieta, quien se defendió de la agresión, y rastros hemáticos de la joven en el auto de Di Césare. Asimismo, se constató que el día de la desaparición de Julieta las antenas de celulares de ambos se ubicaron en la misma hora y en el mismo lugar. También, se detectaron búsquedas que hizo el hombre por internet con su celular, con el fin de conocer cómo se borran pruebas tras un homicidio.

Graciela Carrizo, la mamá de Julieta, durante la marcha Ni Una Menos que se organizó para repudiar el fallo judicial.
Graciela Carrizo, la mamá de Julieta, durante la marcha Ni Una Menos que se organizó para repudiar el fallo judicial. Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Julieta fue vista por última vez el 21 de septiembre. Ese día se reunió con Di Césare durante el atardecer en la comuna de Maipú. La Justicia constató que mantuvieron una discusión; de hecho el joven admitió que le dio un golpe en la cara. Luego, el hombre aseguró que se fue al cumpleaños de un familiar. Sin embargo, para la parte acusadora, Di Césare, tras golpearla, la trasladó en su auto hasta la precordillera mendocina, en las inmediaciones de la cárcel de Almafuerte, en la localidad de Cacheuta. En ese sitio la ultimó a golpes, incluso de un piedrazo. El cuerpo de Julieta fue hallado recién el 27 de septiembre. El hombre cayó dos semanas más tarde y quedó alojado en la penitenciaría provincial.

Por esos días, los femicidios comenzaron a preocupar a los mendocinos, por la escalada de casos. Así, comenzó a visibilizarse nuevamente el reclamo del colectivo Ni Una Menos con importantes marchas en las calles de la provincia. De hecho, 2016 fue récord en crímenes de mujeres: casi una veintena de hechos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.