Coronavirus. Provincia de Buenos Aires: ¿ya pasó la peor parte de la pandemia?

Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
María José Lucesole
(0)
18 de septiembre de 2020  • 10:56

LA PLATA.-En las últimas dos semanas se registra una estabilización con leve tendencia a la disminución de contagios por Covid-19 en el territorio de la Provincia de Buenos Aires.

Así lo demuestran los números de nuevos contagios, acumulados por día de reporte: de 39.000 descendió a 36.400 y luego a 32.100 en todo el territorio provincial. La misma tendencia se registra en el AMBA: de 35.350 bajó a 31.470 y volvió a bajar a 26.610.

Las cifras corresponden desde la semana 35 a la semana 37 de este año, según se informó desde el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. Más allá de este análisis de las últimas semanas, la tendencia diaria se estabilizó en los últimos días en torno a los 6.000 casos. Ayer se registraron 6319.

¿El pico pasó? ¿Fue la última semana de agosto? ¿Fue 28 del mes pasado, cuando se registraron 7486 casos? Aún es pronto para confirmar que definitivamente pasó, expresan en el ministerio de Salud provincial. Mientras tanto, la enfermedad se expande hacia el interior, donde toma ahora mayor velocidad.

"Estamos observando un descenso en las últimas dos semanas, en particular en el AMBA que influye todo PBA. Pero hay que tomarlo con cuidado", asegura el ministro de Salud, Daniel Gollán. "En el conjunto provincial vemos también que los casos crecen a expensas del interior provincial", dice Gollán.

"Hay un leve descenso en el AMBA, en particular en el primero y segundo cordón, y un ascenso en el interior", explica Nicolás Kreplak a LA NACION. "Si abrimos ahora, cuando apenas nos estamos estabilizando en torno a los 6.000 mil casos por día en la Provincia, podemos generar muchos más contagios, que si abrimos cuando nos estabilizamos en 3.000 casos diarios", advierte el viceministro.

"Vemos una meseta alta en el AMBA. Eso es una buena noticia. El sistema no colapsó. Y la estabilización de casos nuevos, aún alta, da tiempo en las terapias", dijo a LA NACION el infectólogo Eduardo López.

Para Adolfo Rubinstein la estabilización alta que se registra en el AMBA hay que tomarla con cautela, ya que corresponde a que hay un subtesteo. "Probablemente haya 8 o 10 veces más infectados", evaluó.

Pese a que se registra una leve mejora en los indicadores, con tendencia a una estabilización alta en los contagios, las autoridades epidemiológicas creen que no es tiempo de habilitar reuniones de hasta 10 personas. Un beneficio que aún está prohibido en 117 de los 135 municipios de la provincia.

"Cuidado -advierte Gollán-. Van creciendo los casos en el interior provincial". Allí decenas de municipios van modificando su situación epidemiológica. En general, para peor. Desde julio, la tasa de contagios no deja se subir en los distritos que hasta entonces estuvieron libres del virus.

López coincidió. Y fue más allá: "En ciudades del interior sería buenos hacer cuarentenas cortas, más estrictas que la fase tres, por poco tiempo. Diez o quince días. Y en ese tiempo hacer testeos masivos para contener la expansión", expresó.

En julio los contagios del interior representaban el 5% del total. Durante el mes de agosto llegaron a sumar al 13% del total.

La evolución en la provincia

Los contagios en estos municipios ajenos al Gran Buenos Aires ya suman hoy poco más del 19% del total de los 348.731 casos registrados de coronavirus. En los barrios populares, por el contrario, la incidencia es del 8% del total de contagios. Ocurre que la velocidad de contagio tiene más fuerza, en este momento, fuera del Gran Buenos Aires.

Mientras en el AMBA los casos se duplican cada 50 días, en el interior ese mismo promedio se da cada 45 días.

Fases

Apenas ocho comunas mantienen toda la libertad de circulación y reuniones de hasta diez personas, al aire libre, permitidas en la fase cinco. La mayoría de las comunas están hoy en fase intermedia, con pocas libertades para la circulación, la fase cuatro. Otras 44 comunas -en su mayor parte del Gran Buenos Aires- aún deben adecuarse a las pautas del Asilamiento Social Preventivo y Obligatorio más restrictivo. Ocho de estas comunas pintadas con rojo intenso en los mapas de la pandemia -calificadas en fase tres- son distritos del interior.

General Pueyrredón, Tandil, Nueve de Julio, Veinticinco de Mayo, Bragado, Luján y Laprida tienen restringida al máximo su circulación por registrar contagios comunitarios.

En toda la provincia, suman 7.100 las personas fallecidas desde el inicio de la pandemia, en marzo. La letalidad ronda en torno al 2.06%.

Un indicador sensible y fundamental parece estabilizarse en todo el territorio: el uso de camas de terapia intensiva, vital para evitar un colapso en el sistema de salud.

La ocupación total de camas en toda la provincia ronda el: 52,68%. La ocupación de Unidades de Terapia Intensiva de adultos en el AMBA es del 66 %, según el último parte de Daniel Gollán. La cifra es menor al 68% que se registró semanas atrás. En la semana del 27 de agosto la ocupación llegó al 69% de las camas UTIS, y al 75% en las camas de cuidados intermedios.

El leve descenso que se registra desde entonces -es decir, hace dos semanas y media- no tranquiliza aún a las autoridades del ministerio de Salud dado que es un promedio que registra picos más altos en el sector público.

Los médicos terapistas de hospitales públicos advierten que en los grandes centros urbanos la ocupación es muy alta. "Alrededor del 90%. Establemente elevada", dijo a LA NACION Elisa Estenssoro, asesora del comité de expertos de Axel Kicillof.

Según el secretario de Calidad de Salud de la Nación, Arnaldo Medina, la ocupación de camas UTIS en el AMBA es del 68%. "Es alto- aseguró- ya que ese índice en el país está en el 60%".

No obstante, el funcionario reconoció que en este conglomerado se ha desacelerado el crecimiento de los casos y se encuentra en una meseta hace diez días. Coincidió con Kreplak: "Necesitamos bajar el número de casos para poder abrir con tranquilidad las actividades".

La estrategia de contención de la pandemia mide también otras aristas además de la ocupación de camas y los nuevos contagios.

En este momento se hace un promedio de 11.000 test por PCR por día. Hay días en que se realizan 15.000 tests. Ya se realizaron 818.000, desde marzo.

Se transfundieron con plasma 3.000 pacientes de 1209 donantes. La letalidad entre los pacientes que recibieron plasma fue en promedio del 26%. El tratamiento tiene muy buenos resultados en especial si se aplica antes de que el enfermo ingrese a terapia intensiva.

Cementerios

Pese a que los indicadores muestras un leve descenso en el conjunto provincial las autoridades sanitarias coinciden en recomendar a Kicillof no realizar grandes aperturas. "Cuidado: ya hubo otras inflecciones. Todo está relacionado a la movilidad. Si nos entusiasmamos con la circulación vuelve todo atrás" advierte Gollán.

La cifras del ministerio de Salud marcan que ya hubo un leve descenso de los casos antes del 25 de agosto. Y que luego de esa fecha se registró el pico hasta la semana del 31 de agosto.

"No estamos descendiendo estamos estabilizando con tendencia descender. Tenemos que bajar casos antes de abrir", explica Kreplak..

En lo inmediato las autoridades esperan poder abrir los cementerios, para dar inicio al enorme duelo que dejó la pandemia en este territorio. Más de 7400 muertos, que aún no se terminan de contar.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.