Quién es Federico Llamas, el surfer que violó la cuarentena y quedó detenido en Ostende

Federico Llamas ayer en el retén de la autopista Panamericana
Federico Llamas ayer en el retén de la autopista Panamericana Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
(0)
25 de marzo de 2020  • 16:32

Volvió de Brasil en plena cuarentena, lo interceptaron en un control de la Panamericana, lo escoltaron hasta su casa en Flores y escapó hacia Ostende . Todo esto en medio de las fuertes medidas de prevención determinadas por el Gobierno para contener la expansión de coronavirus Covid-19 en el país.

Se trata del "surfer" Federico Llamas, que tiene 27 años, nació el 26 de junio de 1992 y vive en el barrio porteño de Flores. Hasta allí había sido escoltado anoche por personal de la Prefectura Nacional Argentina (PNA), pero a los pocos minutos volvió a salir, violando así la disposición que establece que quienes regresen de zonas de riesgo por la pandemia deben permanecer 14 días en cuarentena en sus hogares.

De perfil bajo en redes sociales, tiene una cuenta privada en Instagram con tan solo 42 seguidores y en la que sigue a 533 personas. Allí expone su pasión por el surf.

En Ostende reside la madre del joven y fue ese el domicilio al que llegó a las 4.12 de la mañana. Tras conocerse la irregular situación, se dictaminó la "detención preventiva domiciliaria", por lo que el joven deberá permanecer en la vivienda junto a su familia. La Justicia también dispuso custodia policial en la puerta de la casa.

Minutos antes de ser detenido, el surfer aseguró al medio Pinamar24 desde el terreno de la propiedad que había declarado que "la cuarentena la iba a hacer" allí, que es "tristísimo" lo que le hacen y que todo es "mediático".

En ese sentido, el abogado Roberto Herrera, que representa legalmente al joven desde esta mañana, aseguró al canal Telefé que su defendido, al ingresar al país en la ciudad correntina de Paso de los Libres, a donde llegó proveniente de Brasil, registró el domicilio de Ostende como el lugar donde pasaría la cuarentena obligatoria, ya que no quería estar con "sus padres", para "no poner en riesgo su salud", ya que "son personas mayores".

Según el abogado Herrera, el surfer presentó la declaración jurada que establecía debía ir hacia Ostende, ya que no vivía hacía años en la casa de Flores y ni siquiera tenía "las llaves para entrar".

Sin embargo, hasta allí fue escoltado por motociclistas y un patrullero de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y se le ordenó que debía guardar cuarentena por haber llegado de un país de riesgo.

Anoche, por redes sociales, se difundió un video que se viralizó en el que se observaba que ni bien los móviles de PNA se retiraron de la puerta de su casa, el joven se retiró con su camioneta del lugar.

Qué dijo la madre

Luego de la detención, la madre del joven habló con la prensa. "Pensamos que lo mejor que podía hacer era cruzar la frontera y que se acuarentene (sic) acá en Ostende, en un lugar aislado que tenemos en la casa", señaló a TN. "No tiene síntomas de enfermedad, está allá atrás y yo acá en mi casa", aseguró.

"No puedo salir a buscar comida afuera porque la policía no me deja así que voy a tener que racionalizar", se quejó la madre del surfer. E insistió: "La cuarentena la hace acá porque no puede hacerla en capital. Todos pensaban que él estaba de joda porque venía con la tabla de surf, cuando toda la gente que viene a Pinamar trae tablas de surf".

Con información de la agencia Télam

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.