Reabrieron la Avenida Córdoba tras el desarme del puente Juan B. Justo

La Av. Córdoba tras la demolición, desde el drone de LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

02:40
Video
Andrés Krom
(0)
23 de noviembre de 2018  • 16:01

Cerca del mediodía, la intersección de las avenidas Córdoba y Juan B. Justo era un hervidero de actividad. A las grúas y palas mecánicas que trabajaban en el desarme del puente que allí existía, se sumaron las máquinas aplanadoras para bacheo, el movimiento de vallas y el rumor de cámaras fotográficas. Se preparaba la reapertura al tránsito de ese cruce luego de 33 días, esta vez sin la barrera del tren San Martín, que realiza un recorrido limitado entre Pilar y Villa del Parque hasta el final de las obras, previsto para mayo de 2019.

Así fue el desmonte del puente

02:04
Video

Cerca de las 13.30, apareció una comitiva encabezada por el jefe de Gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta , su vice, Diego Santilli y el secretario de Transporte, Juan José Méndez, para marcar el regreso del tránsito vehicular a ese cruce, cuyo cierre era imprescindible para llevar adelante la construcción del Viaducto San Martín. "Esta es una de las obras más grandes que estamos haciendo", dijo el titular del Poder Ejecutivo porteño, quien agregó que la intención era "abrir al tránsito lo antes posible y lo hicimos incluso un poquito antes del tiempo que habíamos previsto".

Durante su discurso, Rodríguez Larreta también hizo referencia a la eliminación del paso a nivel que allí funcionaba. "En esta barrera los vecinos podían llegar a esperar unos 15, 20 minutos. Era una de las barreras más complicadas de la Ciudad, y ya no está más", destacó.

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

La obra se inició el 15 de septiembre pasado con tareas de alumbrado público y la remoción de postes de luz y tableros. La magnitud del proyecto exigió cortar allí el tránsito desde el 19 de octubre. El gobierno porteño señaló que instalará en ese lugar la estación Córdoba del Metrobus .

Eduardo, un vecino de Palermo, dijo que la iniciativa le parecía "fantástica". "Yo viví toda la vida en este barrio, incluso recuerdo cuando hicieron el puente. Esto va a ser un alivio para todos los que transitan por Córdoba", afirmó.

La avenida había sido cortada el 19 de octubre

00:17
Video

Mariana Tecce, dueña de un local de indumentaria a dos cuadras de la intersección, reconoció que el proyecto afectó las ventas de su comercio pero igual consideró que los beneficios superaban las molestias. "Hubo menos paso de gente, pero entendemos que es algo lógico que había que hacer -sostuvo-. Siempre sacar los conflictos que generan los pasos a nivel o el tránsito con las vías es bueno para la gente".

Menos conciliador se mostró Pablo Hana, dueño de un local de motocicletas. "Creo que el gobierno porteño estuvo un poquito ausente -dijo-. Al tener un comercio, con la avenida cerrada y los chicos de tránsito que no dejaban entrar a ningún tipo de vehículo, nos perjudicamos todos. A mí nadie me ofreció rebajarme 50% los impuestos, todo eso hay que seguir pagándolo, al igual que el alquiler. Eso molesta un poco".

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

El viaducto

El desarme de los nueve tramos del puente (que requiere dos grúas de 400 toneladas) empezó el 22 de octubre. Unos 1100 empleados están trabajando en la construcción del viaducto, que va a correr sobre la actual traza del ferrocarril San Martín entre la calle Honduras y la avenida Garmendia y eliminará 11 barreras correspondientes a los cruces con las avenidas Córdoba y Corrientes y las calles Jorge Newbery, Garmendia, Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot.

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

Además, se crearán nueve cruces seguros para el tránsito en las calles Castillo, Aguirre, Vera, Villarroel, Iturri, Caldas y Montenegro y otros dos para circulación peatonal en Concepción Arenal y Leiva. A lo largo de la traza, se edificarán nuevos espacios verdes, zonas de servicios y áreas de esparcimiento con el objetivo de estimular la integración entre los barrios de Palermo, Villa Crespo y Paternal.

Asimismo, el gobierno porteño estima que 170.000 pasajeros diarios de la línea San Martín, 250.000 usuarios de colectivos y 260.000 automovilistas que transitan la zona se ahorrarán entre 15 y 20 minutos de viaje gracias a la obra.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?