Sandra Díaz, la cordobesa que se sumó a una de las sociedades científicas más antiguas

Gabriela Origlia
(0)
24 de abril de 2019  • 08:09

CORDOBA.- Sandra Díaz, científica cordobesa con larga trayectoria en el área de la ecología vegetal y la biodiversidad, fue designada miembro ("fellow member") de la Royal Society, una de las sociedades científicas más antiguas del mundo con 360 años de existencia y sede en Londres . La institución participó en algunos de los descubrimientos fundamentales que cambiaron la historia de la ciencia y sus integrantes siguen haciendo contribuciones significativas en diferentes áreas de investigación. Es la segunda argentina que se suma a la organización.

Díaz, nacida en Bell Ville (210 kilómetros al sureste de la capital de Córdoba ) es investigadora superior del Conicet en el Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal; directora del Núcleo DiverSus de Investigaciones sobre Diversidad y Sustentabilidad; editora asociada de la revista australiana Austral Ecology y redactora jefe del Journal of Vegetation Science de la Asociación Internacional para la Ciencia de la Vegetación.

En diálogo con LA NACION, la científica -egresada la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (donde sigue enseñando)- sostuvo que, en lo personal, la designación la "reconforta" y que es un reconocimiento a investigadores formados en el sistema público. "La mayoría, como en mi caso, estamos formados desde la primaria a la universidad en la educación pública; es un ejemplo la ciencia argentina tiene valor; de que los investigadores no son de segunda mano y de que el sistema público da una educación de calidad y sigue produciendo temas interesantes y de valor".

En 2018 Díaz fue mencionada por la revista Nature como uno de los cinco científicos "to watch" (para mirar) este año ya que co lideró el Informe Global de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos, que integran unos 150 científicos de todo el mundo y cuyo objetivo es alertar a los tomadores de decisión y generadores de políticas sobre los cambios que pueden resultar catastróficos para los ecosistemas y para los beneficios que las sociedades derivan de ellos para su calidad de vida.

La científica se prepara para, en 10 días, dar a conocer en París el primer informe del panel. "Es el plenario de la organización y el trabajo es el primero que se ha hecho nunca a nivel mundial -explicó-. Hace tres años dejé el Panel Intergubernamental de Cambio Climático para dedicarme a éste, más vinculado a mi área de especialidad. Por ahora no podemos adelantar conclusiones, pero es una investigación abarcativa y significativa".

Díaz es miembro de la Academia Nacional de Ciencias; es uno de los ocho argentinos que integran la de Estados Unidos y también está en la de Francia y es miembro honorario de la Sociedad Británica de Ecología. Por sus aportes, lleva cuatro años consecutivos designada como una de las "mentes más influyentes del mundo" según un ranking elaborado en base a los resultados arrojados por la plataforma Web of Science, de la compañía internacional Clarivate Analytics, que recoge las referencias de las principales publicaciones científicas.

"Los reconocimientos que reciben científicos argentinos en distintos ámbitos ponen en evidencia que el sistema público nacional está entre los más desarrollados de Latinoamérica, pese a las terribles limitaciones con las que se trabaja -agrega-. La ciencia argentina es extremadamente resiliente. El Estado le ha sacado todo el apoyo. Hay un cálculo de que con menos de los que se paga por día de deuda alcanzaría para sacar al Conicet de la crisis, al menos momentáneamente. Esto demuestra que no es que Argentina no puede costear un sistema científico; es una decisión política".

La Royal Society incorpora cada año 52 nuevos miembros (hasta 10 extranjeros); los candidatos deben haber hecho "una contribución sustancial a la mejora del conocimiento natural, incluidas las matemáticas, la ingeniería y la ciencia médica". El otro argentino que integra la Royal Society es Alex Kacelnik, biólogo egresado de la UBA; ingresó a la institución en 2011 por sus investigaciones que incluyen biología evolutiva, psicobiología y la economía. Reside en Gran Bretaña.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.