srcset

Implant Files

The Implant Files: tres casos de sobornos a médicos que quedaron en la nada en la Argentina

Iván Ruiz
Maia Jastreblansky
(0)
26 de noviembre de 2018  • 10:43

"Honorarios de consultoría", "comisiones", "donaciones de caridad", "gastos de viajes". Así, tres gigantes de la industria de las prótesis e implantes médicos disfrazaron durante años las coimas pagadas en la Argentina a médicos de instituciones públicas.

Las firmas Biomet Inc, Stryker Corporation y Olympus, tres gigantes de la industria de los dispositivos médicos, reconocieron haber pagado sobornos en la Argentina y en otros países ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos (Securities and Exchange Commission, SEC).

Pero ni los médicos ni las instituciones sanitarias públicas que participaron de la maniobra tuvieron consecuencias en la Justicia argentina. Las pruebas en su contra duermen en decenas de cajas de documentación en los Estados Unidos, según pudo verificar el equipo argentino de ICIJ, que integran LA NACION, Infobae y Perfil, en la nueva investigación global denominada Implant Files .

Durante tres meses, el equipo argentino de The Implant Files solicitó al Departamento de Justicia de los Estados Unidos y a la SEC acceso a la documentación de los casos de Biomet, Olympus y Stryker. Los resultados fueron infructuosos, a pesar de que se recurrió a la Freedom of Information Act (FOIA), la ley de acceso a la información pública de dicho país.

La División Criminal del Departamento de Estado dijo que desclasificar documentos de la firma Olympus podía interferir en una investigación penal. Sobre Stryker Corporation, la SEC alegó que necesitaría 36 meses, es decir, tres años, para reunir la información relacionada con la Argentina. Tampoco brindó respuestas en caso de Biomet.

Los pacientes en todo el mundo a partir de hoy tienen acceso a datos sobre dispositivos médicos defectuosos o peligrosos. Se puede consultar en: https://medicaldevices.icij.org/

Compartí tu historia con dispositivos médicos

Crédito: Shutterstock

El caso Biomet

Con un sistema aceitado, entre 2000 y 2008, la gigante de la industria Biomet Inc pagó sobornos a través de subsidiarias a médicos contratados por hospitales públicos y funcionarios aduaneros en la Argentina. La misma práctica se repitió en Brasil y China. Así fue difundido el 26 de marzo de 2012 por la SEC.

Para ganar lugar en el mercado de las prótesis ortopédicas, Biomet pagaba a los médicos entre el 15% y 20% del valor de cada prótesis. Simulados como "honorarios", los pagos espurios estaban destinados a desplazar a otras empresas proveedoras de prótesis en hospitales públicos.

La diputada por Cambiemos y ex interventora del PAMI Graciela Ocaña denunció los hechos en Comodoro Py en marzo de 2012, una causa que recayó en el juzgado de Marcelo Martínez de Giorgi pero que no tuvo avances. La diputada presentó este año una iniciativa para controlar posibles "incentivos" o "regalos" de las empresas farmacéuticas a los médicos a cambio de la recomendación de sus productos, una práctica aún no regulada.

En los tribunales en lo Penal Económico -que investiga casos de contrabando- se originó un segundo expediente a cargo del juez Gustavo Meirovich, dado que las coimas también estuvieron dirigidas a empleados aduaneros. Meirovich envió exhortos a las autoridades estadounidenses pero en el juzgado aseguran que la SEC jamás respondió. El caso terminó destinado al archivo.

En los Estados Unidos, Biomet acordó con la SEC pagar US$ 5.575.731 y una multa de US$ 17.280.000 para resolver los cargos penales, tal como se informó a través de un comunicado de prensa. La compañía de prótesis opera en más de 100 países y en 2015, reportó ingresos por US$ 6.000 millones.

Los médicos, activos protagonistas de la maniobra, emitieron facturas falsas para ocultar el propósito ilícito de los pagos. Simulaban servicios profesionales que nunca existieron. Biomet Argentina registró los pagos como "honorarios de consultoría" o "comisiones".

La maniobra funcionó sin problemas hasta el año 2000, cuando la AFIP prohibió los pagos libres de impuestos a los cirujanos y obligó a los empleados de Biomet Argentina a cambiar la estrategia. Comenzaron a las coimas como "regalías" u "otras ventas y mercadeo".

En su casa matriz de Indiana, Biomet tenía una asignación presupuestaria de entre el 13% y el 20% en concepto de "comisiones para el cirujano", según determinó la investigación de las autoridades estadounidenses.

Las coimas a los medicos argentinos se continuaron hasta 2008, cuando Biomet suspendió los pagos y envió a un abogado externo para investigar el asunto. En junio de 2015, Biomet fue adquirida por Zimmer Holdings, Inc. y pasó a llamarse Zimmer Biomet Holdings. Las prácticas corruptas de la empresa no cesaron, según confirmaron las autoridades de los Estados Unidos en un documento, fechado el 12 de enero de 2017.

Crédito: Shutterstock

Stryker y Olympus

El caso de Biomet no fue el único que se ventiló en el país. Stryker Corporation, una multinacional norteamericana dedicada a la venta de dispositivos médicos, también confesó ante la SEC haber pagado coimas por casi un millón de dólares a médicos de hospitales públicos en la Argentina entre 2005 y 2008, a cambio de que éstos utilizaran productos de su marca.

Disfrazadas en los libros contables como "donaciones de caridad", "contratos de consultoría y servicio", "gastos de viajes" y "comisiones", la firma Stryker de prótesis médicas también pagó sobornos en la Argentina. Una investigación de la SEC descubrió que las subsidiarias de Stryker en Argentina, Grecia, México, Polonia y Rumania realizaron pagos ilícitos por un total de aproximadamente US$ 2,2 millones

En la Argentina, se pagaron 392 sobornos entre 2005 y 2008, que se cancelaron con cheques a médicos. Los profesionales recibían alrededor del 20 % del valor de las ventas que le garantizaban a la compañía. En los Estados Unidos, la empresa acordó pagar una multa de US$ 13.2 millones y logró cerrar la investigación en su contra.

Entre abril de 2008 y diciembre de 2009, otra compañía de dispositivos médicos, Olympus Latin America Inc, pagó sobornos a médicos argentinos por 20.000 dólares, incluyendo viajes a congresos, a cambio de que se compraran dispositivos de esa marca en hospitales públicos.

Crédito: Shutterstock

Olympus es la mayor distribuidora de endoscopios y equipos afines en los Estados Unidos. Terminó acordando pagar un total de US$ 623,2 millones a las autoridades estadounidenses para arreglar varios cargos civiles y criminales, entre ellos sobornos a hospitales y médicos norteamericanos para incrementar las ventas.

Por los cargos formulados por la filial de América Latina de la compañía, Olympus acordó pagar US$ 22,8 millones para desestimar las imputaciones de que sobornó a proveedores de salud Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica y México.

Olympus Latin America proporcionó "dinero en efectivo, transferencias de dinero, viajes personales, equipos gratuitos o a precios muy rebajados, y otras cosas de valor" a médicos que trabajaban en hospitales estatales, según el acuerdo de enjuiciamiento.

*El equipo argentino del Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación que participó de The Implant Files está integrado por Emilia Delfino (Perfil) Mariel Fitz Patrick (Infobae); Sandra Crucianelli (para Perfil); Maia Jastreblansky, Iván Ruiz y Ricardo Brom (La Nación)

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.