Un calefón provocó la muerte de una familia

Por un aparato en mal estado fallecieron una pareja y sus dos hijos
José E. Bordón
(0)
12 de agosto de 2018  

SANTA FE.- Un calefón mal instalado se convirtió en la trampa mortal para una familia que residía en Italia al 1400, en el centro de Rosario, donde fallecieron un matrimonio y sus dos hijos. Un llamado al 911 alertó a los servicios de emergencia alrededor de la 1.20 de ayer. En el segundo piso del edificio de tres torres ubicado en la calle Italia 1433 fueron encontrados los cuerpos. Luego de cortar el gas del complejo, se toparon con los cuerpos de los dos adultos, Sergio Raúl Villamea, de 56 años, y su mujer, Karina Duvnjak, de 49, y de los dos niños que habían adoptado, Ignacio, de 11 años, y Renata, de cinco. La mujer estaba en una de las habitaciones, mientras que las demás víctimas fueron halladas en el pasillo que comunica los dormitorios con el baño. También encontraron muerta a la mascota de la familia, un perro de gran tamaño.

El fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, de los Tribunales rosarinos, Donato Trotta, comentó que, en principio, la familia falleció por inhalación de monóxido de carbono. Y agregó datos: la mala combustión del calefón que estaba en la cocina se originó en su instalación irregular. Debería haber contado con una salida de gases al exterior, vertical y a los cuatro vientos, pero esa boca estaba conectada a la evacuación -horizontal- del extractor de la cocina. La prueba de su mal funcionamiento, agregó el funcionario judicial, quedó expuesta en el notorio ennegrecimiento del techo del departamento.

Duvnjak era oriunda de San Nicolás, licenciada en Comunicación Social y miembro del Grupo de Padres Adoptivos y En Espera de Rosario. A los compañeros de rugby de Villamea, que era entrenador de juveniles en Universitario, les llamó la atención que no llegara al club. Al no tener respuesta a sus llamados, acudieron al edificio y avisaron al servicio 911.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.