Verano 2019: el sol es el gran aliado de febrero para quienes eligen las playas

Días a pleno sol y con altas temperaturas permiten a los turistas de febrero disfrutar de las playas hasta altas horas
Días a pleno sol y con altas temperaturas permiten a los turistas de febrero disfrutar de las playas hasta altas horas Crédito: Mauro V. Rizzi
Comparado con el mes pasado, hay días más parejos y picos de 33°C; la estadía promedio es de 5 noches; el consumo se mantiene bajo en servicios y diversión
Darío Palavecino
(0)
11 de febrero de 2019  

MAR DEL PLATA.- No importaron los pronósticos agoreros, con alerta meteorológica y promesas de tormenta para algún momento de la tarde. Ayer, desde temprano, otra vez todos sobre la arena y balnearios casi completos. Hasta que diga basta ese sol aliado de un febrero iluminado por muy bien tiempo, con ocho días -y algún rato más- ideales para playa. Tuvo picos como anteayer, con más de 33°C y el mar plano como un espejo. O el muy buen arranque de la víspera, también con temperaturas por encima de los 30°C y nubes que para alegría de los turistas se tomaban su tiempo para avanzar.

Al menos desde lo climático, este mes arrancó un paso adelante contra enero, castigado por reiteradas lluvias, jornadas grises y cada tanto también ventosas o frescas. En términos de números, es más de lo que se viene viendo desde las fiestas de fin de año: a la costa atlántica en general le costó crecer en cantidad de arribos, se achicaron los períodos de estadía (no más de 5 noches en promedio) y, por sobre todo, cayó con fuerza el nivel de consumo.

Con más de media temporada transcurrida y poco superador por esperar -a lo sumo el aporte de Carnaval, en marzo-, el balance preliminar confirma una merma de movimiento turístico con respecto al último verano y expone en buena medida las consecuencias de la crisis económica.

Este fin de semana, con ocupación hotelera cercana al 80%, al menos iguala y en varios casos supera el ritmo promedio en el inicio de este año. Y confirma esa tendencia de escapadas cortas y atadas a un pronóstico meteorológico favorable. "En nuestras mediciones tenemos una diferencia de 10 puntos entre la cantidad de reservas registradas a mitad de semana y la ocupación real que nos confirman el lunes siguiente", afirma a LA NACION la subsecretaria de Turismo bonaerense, Martina Pikielny.

El pasajero cancela y reprograma a la espera de mejores condiciones. "Cambia fecha o rumbo", dice la funcionaria sobre el buen rendimiento de destinos más próximos a la Capital y sin mar. Afirma que la provincia tuvo 4,5% más de arribos que a misma época de 2018.

Desde el Ente Municipal de Turismo (Emtur) ya se había admitido una mínima caída en cantidad de arribos (620.000 contra 652.000, en 2018) durante la primera quincena de enero. A la fecha no se difundieron números del mes completo, un silencio inédito que habilita a especulaciones poco venturosas.

En Pinamar los resultados fueron más satisfactorios. Tras una última temporada más sufrida, según cifras municipales este año cerraron enero con un 22% más de visitantes (casi 730.000). Una dinámica que los operadores vinculan al regreso de turistas que, ante una paridad cambiaria desfavorable, dejaron de veranear en el exterior. Cariló fue un claro ejemplo, casi con ocupación plena, sea por inquilinos o por propietarios que decidieron dejar de cruzar las fronteras.

Siempre con ritmo fuerte desde mitad de semana hacia el domingo, febrero tracciona a fuerza de mejores precios. En alojamiento y servicios de playa los valores actuales son hasta un 30% inferiores a los de enero. "Los números de ocupación desde el viernes superan los de la primera quincena de enero", destacan desde la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata, que preside Avedis Sahakian.

Pedro Marinovich, presidente de la Asociación Hotelera de Pinamar, confirmó que el arranque de este mes "es mucho mejor" que el de la primera quincena del año y describe un enero muy parecido al de 2018. "Si San Pedro nos sigue ayudando, vamos a cerrar una buena mitad de mes, ojalá algo más también", afirmó, en referencia a mantener al buen tiempo como aliado.

El predominio de jornadas soleadas también apuntaló a un sector que sufrió bastante el arranque del año, como fue el de los balnearios. Sin buen tiempo, el alquiler de sombra tuvo una caída fuerte. "Acá si hay sol, más o menos carpas, pero se alquila", destaca Jorge Riccilo, presidente de la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra). Ratifica que gracias al buen tiempo el arranque de febrero supera al de enero. "Enero se sufrió bastante", acotó.

Lo que no termina de repuntar es el teatro, con una caída significativa con respecto al año pasado. "Se mantiene en casi un 30%", confirma el empresario Carlos Rottemberg, a la espera del informe semanal que la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales hace cada domingo. Hay buena cartelera, precios más bajos que en la Capital Federal, pero las boleterías van a marcha lenta. "Este fin de semana se va a notar más porque el año pasado, a misma fecha, fueron los feriados de Carnaval", acota.

Pikielny destaca que para compensar la falta de esos feriados se buscó potenciar la agenda. Un buen motor fue la feria Masticar, un éxito con su oferta gastronómica en pleno puerto. "Es la primera vez que sale de Capital y es un éxito de público", dijo, sobre un evento que desde el viernes tuvo más de 20.000 personas por jornada.

Ayer, en el aniversario 145 de Mar del Plata, la celebración arrancó con playas muy concurridas y actividades cargadas de color. Un encuentro de fanáticos de motos Harley Davidson potenció la ocupación de hoteles de alta categoría, además de despertar admiración entre quienes disfrutan de ver estas máquinas, potentes en sus motores y brillantes en sus cromados.

En Playa Grande se desarrolló un tributo con 100 artistas plásticos pintando en simultáneo. Y si el tiempo lo permitía, se cerraba la agenda con un concierto de la Orquesta Infanto Juvenil, la Banda Sinfónica Municipal y el trío lírico Noi Altri.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.