Apps para la inclusión

Guillermo Tomoyose
Guillermo Tomoyose LA NACION
(0)
1 de diciembre de 2019  

Con cámaras, sensores y aplicaciones, el teléfono móvil se transformó en una herramienta imprescindible para el trabajo cotidiano. Y también, por qué no, para la diversión y para estar en contacto con familiares y amigos. Videojuegos, chats, llamadas de video, mensajes de voz y mucho más. En los últimos años, el smartphone también logró posicionarse como un valioso recurso para incluir a las personas con discapacidad.

Desde 2015, un grupo de organizaciones sin fines de lucro se reunieron con empresas argentinas de software para crear Proyecto DANE (www.proyectodane.org), una iniciativa que busca crear las herramientas necesarias para contribuir con el aprendizaje de niños y jóvenes con discapacidad.

Hasta hace poco, los sistemas utilizados por los especialistas estaban basados en computadoras de escritorio, con las virtudes y limitaciones de esta plataforma. Con sus pantallas táctiles, las tabletas y teléfonos móviles facilitaron el acceso del público a la tecnología de uso cotidiano. Sin embargo, las aplicaciones disponibles eran pocas o no cumplían con las necesidades requeridas por las personas con discapacidad.

En este contexto, Proyecto DANE desarrolló una amplia propuesta de aplicaciones inéditas tanto en la Argentina como en toda América latina, gratuitas, con todas las prestaciones disponibles y sin avisos publicitarios. Algunas están disponibles para niños y jóvenes, pero en algunos casos también pueden ser utilizadas por adultos, como ocurre con LSA en Familia, una popular app que tiene más de 31 mil descargas, destinada a personas sordas o con limitaciones auditivas que desean aprender a comunicarse con lenguaje de señas. También está Habla Fácil Diego Dice, que dota a los niños y adolescentes con trastorno del espectro autista con los elementos básicos de la comunicación.

Cada empresa de software dona sus horas de trabajo, mientras los especialistas ofrecen su orientación para el funcionamiento óptimo de las aplicaciones, que están disponibles para dispositivos Android en la tienda Play Store de Google: https://play.google.com/store/apps/developer?id=Proyecto+DANE.

También está Be My Eyes (Sé mis ojos), una aplicación creada por Hans Jørgen Wiberg que aprovecha la amplia disponibilidad de los smartphones para que que las personas ciegas o con discapacidad visual puedan contar con la asistencia de más de 3 millones de voluntarios en todo el mundo. Disponible para iPhone y Android, Be My Eyes permite activar la cámara y mediante el uso de Internet, los micrófonos y parlantes permite que una persona, que se encuentra a miles de kilómetros de distancia, puedan ayudar a identificar el color de una prenda, recitar las especificaciones de un producto o una receta médica y muchas otras tareas cotidianas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.