Batalla naval, pero sin papel y con muchos hundidos

El reciente World of Warships es un título online para computadoras con Windows 7 que recrea las confrontaciones navales de la Segunda Guerra Mundial con realismo en los gráficos. Famosos buques participan de los combates
Manuel H. Castrillón
(0)
26 de septiembre de 2015  

Buenos gráficos en la reconstrucción de época
Buenos gráficos en la reconstrucción de época

La pequeña flotilla de destructores ingleses, los característicos galgos de una marina en la Segunda Guerra Mundial, se adentraban confiados en el fiordo noruego. Error. De entre la neblina y cierta oscuridad que por lo visto anunciaba un clima del Diablo para la jornada, en una curva abrupta del curso de agua, apareció el monstruo: el acorazado alemán Tirpitz, de 42.900 toneladas de desplazamiento, 241 m de eslora y 36 m de manga. Todo un desafío.

La lucha no fue pareja. El gran navío estaba preparado y con sus cañones de 380 mm, los principales, dejó fuera de combate en minutos a dos de los destructores. El tercero logró escapar marcha atrás y disparó mientras tanto un torpedo que sólo fue como una caricia para el gigante teutón. Será muy difícil pensar en con solamente tres destructores el mandar al fondo al gigante.

Escenas como esta pueden reproducirse con el World of Warships, un juego de la categoría masivo multiplayer online (MMO como se los conoce habitualmente) que acaba de estrenarse en la Red.

Desarrollado por Lesta Studio y Wargaming (este último el mismo de los conocidos World of Tanks y World of Warplanes) está ambientado en los combates navales del conflicto de 1939 a 1945. Grandes batallas en donde todavía no se podían ayudar los contendientes con misiles y satélites, en donde en muchos casos todavía imperaba el calibre de los grandes cañones de los acorazados.

Se juega con computadoras que tienen Windows. Los requerimientos recomendados son Windows 7 (64 bit), un Intel Core i5, 4 GB de RAM y una tarjeta de video Nvidia GeForce GTX 550Ti. El archivo instalador es de 2 MB y el espacio necesario en el disco rígido para la instalación del juego es de 3 GB.

Por el momento se puede protagonizar a un almirante y capitán de navío de buques de las armadas norteamericana, japonesa, británica, soviética y alemana. Esta previsto, además, agregar naves de las marinas francesa e italiana.

El videojuego se juega gratis aunque se deberá abonar si se quiere conducir buques como el Tirpitz y otros acorazados y cruceros famosos. Es posible también comprar las llamadas banderas de señal, que aceleran el proceso de mejoras de nuestras naves así como también incorporar nuevas funciones.

Hay cuatro tipos de buques que se pueden poseer en nuestra flota. Estos son destructores, cruceros, acorazados y portaaviones.

Llama la atención que no se hayan incluido submarinos como un tipo de buque que se puedan comandar. De cualquier manera, siempre veremos el escenario del conflicto desde la altura del vuelo de un pájaro sobre la embarcación. También es posible dirigir la estrategía desde un mapa digital donde figurarán las posiciones que nos brindan nuestros destructores y los aviones de que disponemos.

En el caso de capitanear uno o varios de los grandes portaaviones, el título pasará a convertirse en uno del género de estrategia.

El audio de los disparos también está bien logrado
El audio de los disparos también está bien logrado

El World of Warships ofrece a los jugadores hasta 10 gradas adonde construir los navíos.

No todos los tipos de embarcaciones están disponibles desde que se inicia cada partida.

Sólo a la cuarta grada tendremos la posibilidad de tripular cualquiera de los buques que ofrece este software MMO.

Si vamos al producto en sí, nos encontramos que la reconstrucción de los navíos históricos ha sido soberbia. Se ha buscado el detalle en los barcos históricos como el citado acorazado alemán. Hay algunas disgresiones, como colocar en combate al crucero soviético Aurora, que ya sólo servía para entrenamiento de futuros marinos.

También, el World of Warships no refleja fielmente la realidad de algunas especificaciones de los navíos, como ser la velocidad máxima que alcanzaban. Por eso, nos llamará la atención cuando encontramos a un acorazado alcanzar unos nudos inalcanzables para ese tipo de naves.

No encontramos mayormente fallas cuando lo jugamos y los servidores donde se desarrollan las partidas no presentaban caídas importantes pese al intenso fluir de participantes.

La crítica de todos los medios especializados al World of Warships ha sido muy bueno y excelente. Coincidimos con ellas.

Por otro lado, hay que aprovechar cuando se tiene al alcance un título que ocurre en la Segunda Guerra Mundial, algo no muy común en los últimos tiempos, donde todo es acción en primera persona.

Para descargar el archivo instalador hay que registrarse en la dirección de la página oficial http://bit.ly/1FlPPOp.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.