Hugo Barra deja Google y se va a China para dominar el mundo

Uno de los máximos responsables de Android abandonó la compañía y se sumó a Xiaomi, un popular fabricante chino de smartphones
Ricardo Sametband
(0)
29 de agosto de 2013  • 17:47

El brasileño Hugo Barra, vicepresidente para Android de Google, anunció ayer que abandonaba la compañía y se iba a trabajar como vicepresidente global para Xiaomi, una compañía china que fabrica smartphones de alta gama, sobre la que hemos publicado varias notas, y que es uno de los más visibles integrantes del pelotón de compañías centralizadas en el mercado chino que están aprovechando el volumen de ventas que les permite ese mercado para comenzar a expandirse internacionalmente.

Xaiomi vendió 7 millones de teléfonos con Android en 2012; nada mal para una empresa que hace tres años no existía. Y su valuación de mercado actual está cercana a los 10.000 millones de dólares, según publica el Wall Street Journal. Se quedó con el 5% del mercado chino, según la consultora Canalys. Algunos entusiastas de Android y de los firmwares alternativos la conocerán por MIUI, su versión de la interfaz gráfica de Android.

A Barra, al parecer, le tocará la nada simple tarea de llevar los productos de Xiaomi al mundo. La noticia, en sí, es interesante porque Barra era hasta ahora uno de los ejecutivos más conspicuos en lo que a Android refiere; y se suma, dentro de Android, a la partida de Andy Rubin en marzo último, y la renuncia de Jean-Baptiste Quéru a su puesto como encargado del AOSP (Android Open Source Project), por una disputa interna sobre la disponibilidad del driver de gráficos de Qualcomm en la Nexus 7.

Es muy raro lo que sucedió con la partida de Barra; no se filtró y se va directo a una compañía que es socio y competidor de Google (socio vía Android y competidor por Motorola, respectivamente) y a la que Barra llegará con un conocimiento fenomenalmente detallado de los próximos movimientos de Android, algo que suele estar prohibido en los contratos laborales que firma esta gente. No es el caballo del comisario, pero está cerca.

Entre medio están los rumores (cimentados por conocerse al mismo tiempo que se hizo pública la partida de Barra) que su decisión tiene que ver con que su ex novia es ahora la pareja de Sergey Brin (que, según publicó ayer Allthingsd, hace meses está separado de su esposa por los últimos seis años, Anne Wojcicki, y socia en varias empresas).

Su vida privada no es la clave, por supuesto (aunque sea el disparador) lo que sí es importante es que alguien con muchísimo conocimiento de cómo funciona Android y la dirección en la que se está moviendo comanda ahora las operaciones internacionales de una de las compañías que están cambiando la imagen de los smartphones (o alguno de ellos, al menos) que vienen de China.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.