Steve Jobs renunció como CEO de Apple

Fuente: AFP
Lo reemplazará Tim Cook; el fundador de la compañía se queda en la firma como presidente del directorio; tiene licencia médica desde enero
Pablo Martín Fernández
(0)
25 de agosto de 2011  • 11:06

"Siempre he dicho que si alguna vez llegara el día en que no pudiera cumplir con mi trabajo y expectativas como CEO de Apple se los comunicaría. Desafortunadamente, ese día ha llegado". Así comienza la carta que Steve Jobs le escribió hoy a su directorio y a la comunidad que sigue a la compañía. El cofundador de la empresa se encuentra de licencia médica desde enero, aunque, desde ese momento, decidió participar de algunos lanzamientos como el de la iPad 2 .

Jobs, 56 años, será reemplazado por Tim Cook, director de Operaciones (COO) de la compañía , un ejecutivo que supo ocupar su lugar en las presentaciones de productos en las que el fundador de la firma no pudo estar presente por sus problemas de salud.

Steve, así firmó la carta, dijo que creía que "los días más brillantes e innovadores de Apple son los que vienen. Espero poder observar y contribuir a ese suceso en un nuevo rol". No fue claro con los motivos estrictos de su renuncia, aunque, teniendo en cuenta sus últimas ausencias, se estima que ésta se deba a sus problemas de salud. Jobs debió ser operado por un cáncer de páncreas en 2004 y recibió un transplante de hígado en 2009 .

En el comunicado oficial de Apple uno de los miembros del directorio, Art Levinson, dice que "la extraordinaria visión y liderazgo de Steve ha salvado a Apple y la ha guíado hasta la posición actual de ser la empresa más innovadora y valiosa del mercado de la tecnología". Luego agregó "como presidente del directorio él seguirá ayudando a Apple con su creatividad única".

Las acciones de la compañía cayeron, en el mercado pos cierre, más de un 5%. Apple es una de las principales empresas del mercado tecnológico y fue, por un instante, la firma más valiosa en capitalización bursátil .

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.