Xiaomi promete un teléfono con una cámara frontal debajo la pantalla para el próximo año