Chevrolet Onix RS, con el tunning directo desde la línea de producción