Test drive: Porsche Taycan Turbo S, el nexo entre la herencia y el futuro

Gran Turismo. Una gran berlina deportiva de alta performance, el estilo del Porsche Taycan
Gran Turismo. Una gran berlina deportiva de alta performance, el estilo del Porsche Taycan
Ciento por ciento eléctrico, el Porsche Taycan Turbo S expresa con creces el sello de identidad de los modelos de la marca de Stuttgart: carácter deportivo, tecnología de vanguardia, gran performance y una filosofía constructiva con 70 años de tradición
Gabriel Tomich
(0)
11 de julio de 2020  

Los autos eléctricos no son una moda, sino el producto de la necesidad de disminuir la huella de carbono de los vehículos en el planeta, cuya exigencia se expresa en las cada vez más estrictas normas antipolución.

Ante el desafío de desarrollar y fabricar vehículos eléctricos, cada marca reaccionó según su "target" de clientes y su filosofía como fabricante. Además, el fenómeno dio origen a nuevos jugadores como Tesla, que supo captar al liberal público de las costas Este y Oeste de Estados Unidos. Un universo al que ahora aspiran otras marcas.

En noviembre pasado, durante las jornadas del Salón del Automóvil de Los Ángeles, era bastante común cruzarse con periodistas realizando el test drive de la nueva joya eléctrica mundial: el Porsche Taycan.

Ha pasado poco más de medio año desde entonces y el Taycan ya está en la Argentina. Describirlo es fácil: es un Porsche. Esto implica que es un modelo que respeta a ultranza la filosofía y el ADN de la marca de Stuttgart, sin que importe cómo se impulse. Así, es deportivo, potente, ágil, veloz y como buen eléctrico pocos autos en el planeta lo superan en aceleración. "El Taycan es el eslabón que une nuestra herencia de 70 años con el futuro", sentencio con precisión Oliver Blume, presidente de Porsche al lanzarlo en Berlín.

La primera avanzada del Taycan en nuestro país es con la versión más potente de la gama, la Turbo S, a la que seguirán en breve la Turbo y la 4S. ¿Turbo? ¿No son eléctricos? Sí, lo son 100% y no tienen turbocompresores, pero el nombre es una concesión a la denominación tradicional de las versiones de las diversas gamas de Porsche, según la potencia.

Heredero del concept car Mission E, desde el punto de vista estético el Porsche Taycan S es un gran sedán deportivo, lo que podríamos definir como un Gran Turismo de cuatro puertas, con líneas muy estilizadas y aerodinámicas (excepcional Cx de 0,22), con una marcada caída del techo que da lugar a un pilar C que se "funde" con el baúl. El estilo sport, ancho y bajo, queda claro en las dimensiones: mide casi 5 metros de largo (4,963) por 1,966 m de ancho y tiene solo 1,378 m de altura.

El interior, dominado por la gran pantalla de 10,9", deja de lado buena parte de los controles convencionales y los sustituye con varias funciones táctiles e intuitivas, aunque dentro de un diseño de estilo tradicional.

El Taycan Turbo S no se anda con vueltas. Es el primer eléctrico de producción en serie en utilizar un sistema de voltaje de 800 voltios en vez del usual de 400 V. Esto asegura una entrega continua de potencia, reduce el tiempo de recarga de la batería (5 minutos para recorrer 100 km con un súper cargador de corriente continua o 22,5 m para cargar el 80% con los cargadores tipo tótem para autos eléctricos) y es más liviano. El peso es vital en los autos eléctricos (por las baterías), por lo que se utilizan muchos materiales ligeros en la construcción; aún así, el Taycan Turbo S pesa sus buenos 2295 kg.

Interior bien al estilo Porsche y con mucha tecnología
Interior bien al estilo Porsche y con mucha tecnología

Sin embargo, esto no afecta en nada a su tremenda performance. Cuenta con el tren de fuerza más compacto del mundo (en términos de kW por litro de espacio), compuesto por un pack de baterías de 270 kW, dos motores eléctricos del tipo sincrónico de alta eficiencia (más función overboost), uno en cada eje, lo que en la práctica lo hace doble tracción, y una transmisión de dos velocidades (por lo general, los autos eléctricos solo tienen directa) para asegurar máxima aceleración (cuenta con el sistema Launch Control para partida detenida, como sus "primos térmicos", para no patinar) y también alta velocidad con consumo reducido. Este arsenal le permite entregar una potencia máxima total de 761 CV con overboost y de 625 sin dicha función, más un brutal par motor de 1050 Nm (más que el de un motor de camión Scania de 7 litros de 220 HP); así, acelera de 0 a 100 km/h en ¡2,8 segundos!; de 0 a 160 km/h (100 mph) en 6,3 s y de 0 a 200 km/h en 9,8 s. La velocidad máxima está limitada a 260 km/h. Todo con un consumo combinado de electricidad de 26,9 kWh/100 km, lo que arroja una autonomía de 388 a 412 km, según la nueva normativa de medición europea WLTP. En pocas palabras, hasta Mar del Plata sin recargar.

Mención aparte para la recuperación de energía de frenado: tests independientes determinaron que casi el 90% de las desaceleraciones diarias son realizadas por los motores eléctricos, sin necesidad de usar los poderosos frenos hidráulicos convencionales (discos cerámicos con pinzas de 10 pistones adelante y 4 atrás).

No es todo, también el comportamiento dinámico debe ser el de un Porsche de raza. Para eso, el Taycan dispone del sistema Porsche 4D Chassis Control, un cerebro electrónico que analiza y sincroniza en tiempo real parámetros como la suspensión de aire adaptativa, que incluye el PASM, el control electrónico de los amortiguadores, y el PDCC Sport, dispositivo electromecánico que estabiliza el rolido; también el sistema de vectorización del torque en curva (PTV Plus) y varios controles más.

Si bien la industria de los autos eléctricos es relativamente nueva, el Porsche Taycan ha puesto la vara muy alta para sus competidores. El precio del Turbo S comienza en los US$559.000 (desde US$469.000 el Turbo y desde US$ 379.000 el 4S).

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.