Adiós al mito: comprueban que no todos los vikingos eran rubios y escandinavos

"Los resultados cambian la percepción acerca de quiénes eran realmente los vikingos", dijo uno de los colaboradores del estudio (EDAF)
"Los resultados cambian la percepción acerca de quiénes eran realmente los vikingos", dijo uno de los colaboradores del estudio (EDAF)
(0)
16 de septiembre de 2020  • 17:31

No todos los vikingos eran escandinavos, ni rubios, ni germanos. Algunos simplemente eran vikingos por adopción, pero tenían en su ADN la carga genética de otras tribus del continente europeo y Gran Bretaña, como los pictos escoceses.

Estudios recientes de los restos de más de 400 vikingos alrededor de toda Europa aportaron a este descubrimiento, que encuentra su lógica en el afán de los pueblos escandinavos de Noruega, Suecia y Dinamarca por conquistar y convivir con otras culturas.

Los huesos de cerca de 50 vikingos en una tumba de Dorset, Inglaterra, que fueron analizados en la investigación (Dorset County Council)
Los huesos de cerca de 50 vikingos en una tumba de Dorset, Inglaterra, que fueron analizados en la investigación (Dorset County Council)

El ambicioso proyecto buscó mapear la historia genética de los distintos pueblos vikingos y descifrar cómo la acción de sus corrientes migratorias entre los años 700 y 1100 afectó a la conformación genética de otros pueblos como los anglosajones. Por dar un ejemplo: se estima que en el Reino Unido, el 6% del ADN de una persona es de origen vikingo.

No solo eso. El estudio liderado por el profesor Daniel Lawson, de la Universidad de Bristol, halló que los vikingos escandinavos también heredaron genes de otras tribus provenientes del sur de Europa y Asia.

El ADN de un esqueleto femenino hallado en Varnhem, Suecia, fue secuenciado para determinar su historia genética (Vastergotlands Museum)
El ADN de un esqueleto femenino hallado en Varnhem, Suecia, fue secuenciado para determinar su historia genética (Vastergotlands Museum)

"Descubrimos que los vikingos no eran solo escandinavos en su ascendencia, al analizar en su ADN influencias genéticas del sur de Europa y Asia que nunca antes se habían contemplado", aportó Martin Sikora, profesor del Centro para la Geogenética (una cruza entre la geología, la genética y la arqueología) de la Universidad de Copenhague.

"Este es un costado diferente de nuestra relación cultural con las incursiones y los saqueos vikingos", explicó Lawson al medio británico Daily Mail. Otra de las revelaciones del estudio es el nivel de fragmentación que existió entre los diferentes pueblos vikingos de Escandinavia, que mantenían poca interacción entre ellos y dirigieron sus invasiones a distintos puntos de Gran Bretaña y Europa.

Los daneses ocuparon Inglaterra, los suecos fueron hacia los territorios bálticos y los noruegos conquistaron Escocia, Irlanda, Islandia y Groenlandia. Además de ser destacados guerreros y marinos, los vikingos tenían una facilidad demostrada para adaptarse a nuevos entornos y culturas.

La investigación completa fue publicada en la revista Nature. El profesor Eske Willerslev, otro colaborador de la Universidad de Copenhague, dijo: "Los resultados cambian la percepción acerca de quiénes eran realmente los vikingos. Los libros de historia deberán actualizarse".

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.