El infierno según Marcia Schvartz: un anticipo del horror de la pandemia