Argentina-Haití. Al rival le dolerá menos la derrota que no conseguir la camiseta de Messi

Duckens Nazon, en un amistoso ante Japón, en octubre del año pasado
Duckens Nazon, en un amistoso ante Japón, en octubre del año pasado Fuente: AFP
Claudio Mauri
(0)
29 de mayo de 2018  • 01:45

Fabien Vorbe, un mediocampista que juega en India, espera que al menos Lionel Messi tenga diez camisetas en el vestuario para satisfacer esta noche la alta demanda de pedidos que recibirá del plantel de Haití . Seguramente, el capitán argentino también será solicitado por los futbolistas antillanos para posar en varias selfies. Los rivales lo venerarán de una manera similar a la que podría demostrar un hincha común. No todos los días los que compiten en la periferia de la alta competencia tienen la posibilidad de compartir una cancha con el mejor del mundo y otras figuras internacionales. Para el seleccionado ubicado en el puesto 108° del ranking FIFA, el amistoso en la Bombonera ya es todo un acontecimiento en sí mismo, que excede a las alternativas de un desarrollo que seguramente los tendrá derrotados por una diferencia que debería ser amplio.

Haití participó en un solo Mundial, hace 44 años, y su último partido fue justamente contra la Argentina en un grupo en el que previamente había sido goleado por Polonia y perdido con Italia. Dos goles de "Chirola" Yazalde, uno de René Houseman y otro de Rubén Ayala sellaron el 4-1 en Munich el 23 de junio de 1974.

La última exposición de Haití en el gran escenario internacional lo siguió mostrando débil y vulnerable. Invitado a la Copa Centenario de los Estados Unidos, completó su paso con derrotas ante Perú (1-0), Brasil (7-1) y Ecuador (4-0).

El Mundial de Rusia le quedó lejos a Haití. Tras un global de 6-1 en los dos encuentros contra Granada, quedó último junto con Jamaica en el Grupo B, en el que Costa Rica y Panamá se clasificaron al hexagonal final. Solo marcó dos goles en seis partidos.

El plantel de 20 jugadores fue llegando desde la semana pasada a Buenos Aires, procedente de las distintas ligas en que participan. Se entrenaron durante varios días en el predio de Atlanta en Tapiales.

"El fútbol es el deporte más popular en Haití, muy por delante del básquetbol. Para nosotros tiene un valor sentimental importante el amistoso. En el Mundial, la población haitiana se divide en hinchas por la Argentina y por Brasil. Messi y Neymar son dos figuras muy queridas", expresó a La Nación Guy Metayer, Encargado de Negocios de la embajada de Haití en la Argentina.

Sólo uno de los futbolistas de la delegación se desempeña en la Liga de Haití: el volante Steeven Sabat, en Violette Athletic Club. De la nómina de apellidos que se desparraman en campeonatos de ascenso de distintas partes del mundo, el que merece más consideración es el delantero Duckens Nazon (24 años; 1,81m y 79kg), autor de seis goles en 16 partidos para Oldham, que descendió a la cuarta categoría en Inglaterra.

Haití ya fue invitado a la Argentina en vísperas del Mundial 2010, si bien Diego Maradona armó una convocatoria del fútbol local para el amistoso del 5 de mayo de 2010, que terminó 4-0, con un gol de Martín Palermo –junto con el arquero Pozo y el defensor Garcé fueron los tres de ese partido que llegaron al Mundial de Sudáfrica–, dos de Bertoglio y uno de Sebastián Blanco. Ese cotejo se disputó en el estadio de Alianza de Cutral-Có. Veinte días más tarde, ya con todos los futbolistas que se desempeñaban en Europa, la Argentina se despidió en el Monumental con un 5-0 a Canadá.

Es difícil no relacionar la postergación futbolística de Haití con las condiciones desfavorables de vida en esa isla, donde más de la mitad de la población subsiste con menos de un dólar por día, una mayoría de niños sufre de desnutrición y el SIDA dejó más de 200.000 huérfanos.

Sometido durante décadas la dictadura de François Duvalier (Papa Doc), Haití también padeció los desastres naturales En menos de un año, entre 2009 y 2010, un terremoto y un posterior tsunami provocaron destrucción, muerte y pobreza extrema. Un cuadro de situación que convirtió a los que jugarán hoy en la Bombonera en forzados migrantes. ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.