El Mundial de ajedrez: el poder defensivo de Karjakin dejó otra vez sin nada a Carlsen

Sergey Karjakin y Magnus Carlsen, durante el cuarto partido, en Nueva York
Sergey Karjakin y Magnus Carlsen, durante el cuarto partido, en Nueva York Fuente: AP
El retador llevó las blancas y volvió a resistir los embates del campeón mundial en un duelo intenso
Carlos Ilardo
(0)
16 de noviembre de 2016  • 00:48

Otra vez los enormes talentos del campeón mundial, el noruego Magnus Carlsen (de 25 años y número 1 del mundo) y su desafiador, el ruso Sergey Karjakin (de 26 y número 9), no defraudaron a sus seguidores; en el match que por el título mundial llevan a cabo en el Fulton Market de Manhattan, la 4ª partida finalizó en tablas -lo mismo sucedió en los anteriores tres juegos-, tras una larga y encarnizada lucha. La igualdad fue firmada tras 94 jugadas, y seis horas y 25 minutos, de una Apertura Española a propuesta de Karjakin, que condujo las blancas.

Tal cual como había sucedido en el juego anterior, del lunes (tablas tras 78 jugadas y más de seis horas de sesión), anoche volvió a repetirse la intensidad de la lucha a pesar que muchos expertos imaginaban una partida más calma para intentar recuperar las fuerzas del desgaste del último juego. Pero no fue así.

El aspirante a la corona, Karjakin, ingresó en otra variante arriesgada que le pudo costar el punto. Durante la conferencia de prensa reconoció que no había advertido el poder de la jugada 18.Dc6 por parte del bando negro. “Sólo puedo decir que estoy feliz de seguir con vida, y no haber perdido ninguna partida” reconoció el ruso, de origen ucranio que posee el record de ser el gran maestro más joven de la historia del ajedrez. La hazaña la logró a los 12 años y 7 meses.

Sobre la suerte del challenger, aunque muchos aseguran de que se trata en realidad de su poderoso manejo en el arte de la defensa, el CEO de Phosagro (una de las empresas auspiciantes), el ruso Andrey Guryev comentó: “Este ha sido un año de sorpresas; tuvimos el Brexit, luego a Trump, por lo que creo que…, Karjakin tiene ahora muchas chances.

Sin dudas que el ánimo de Karjakin parece estar por la nubes en estos momentos; si bien es consciente que estuvo dos veces al borde de la derrota, haber encontrado la solución para escabullirse de las garras del campeón deja dos opciones para el análisis: o el aspirante es un brillante defensor, como alguna vez lo fuera el recordado armenio, Tigran Petrosian, o por el contrario, el campeón no está fino como en otras ocasiones y continúa desaprovechando oportunidades para tomar las riendas del match.

Tras la conferencia, Carlsen reconoció: “Creo firmemente que es mejor atacar que defender, y pienso seguir haciéndolo sin pensar demasiado en lo que ha ocurrido”.

El duelo previsto a 12 juegos, con un millón de euros en premios, tendrá el miércoles jornada de descanso, y se reanudará el jueves con la 5ª partida, en la que el campeón llevará las piezas blancas.

Aquí, el desarrollo de la cuarta partida.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.