El Mundial en Nueva York: Karjakin dejó pasar su oportunidad

Carlsen toma nota; Karjakin observa el tablero. El campeón y el retador no se sacaron ventajas aún
Carlsen toma nota; Karjakin observa el tablero. El campeón y el retador no se sacaron ventajas aún Fuente: Reuters
El ruso tuvo la oportunidad de quedarse con la primera victoria en el duelo decisivo, pero finalmente acordaron con Carlsen el quinto empate consecutivo
Carlos Ilardo
(0)
17 de noviembre de 2016  • 23:59

Esta vez fue el desafiador; el ruso, de origen ucranio, Sergey Karjakin , de 26 años y N°9 del mundo, tuvo al alcance de su mano la posibilidad de asestar el primer golpe en el match, que por el título mundial está llevando a cabo frente al campeón, el noruego Magnus Carlsen , de 25 y N°1, en el Fulton Market en Manhattan.

Conduciendo las piezas negras y tras 51 movimientos de una Apertura Giuoco Pianissimo, con cinco horas de juego, acordó tablas (el quinto empate consecutivo) que dejó el marcador igualado en 2,5 puntos por bando. Antes Karjakin había logrado neutralizar el ataque desbocado del campeón y poner en aprietos su sistema defensivo, pero imprevistamente falló en el remate. Tras completar el primer control de tiempo/jugadas (40 en 100 minutos), en el movimiento 43, omitió Th8 y efectuó Ad5. Así le dio la oportunidad al noruego Carlsen a reagruparse e igualar la posición.

Este viernes será el turno del 6° juego en el que el ruso irá con piezas blancas. El duelo previsto a 12 partidas, se extenderá hasta el 30 de este mes y repartirá un millón de euros en premios.

Karjakin ya había lanzado -tras cerrar su etapa de preparación en Cen-troamérica- una advertencia al campeón mundial, sobre su estrategia para el match: “Él es el que está más obligado a demostrar que es me-jor; si se empeña porfiadamente puedo ganarle de contrataque. Ese será mi plan". Y lo cumplió a rajatabla. Completados los primeros cuatro juegos, el aspirante siempre tuvo una actitud más pasiva que el campeón, un poco por estilo y otro porque las circunstancias lo obliga-ron. Pero él demostró sentirse cómodo en ese rol. Sin embargo, ano-che, por primera vez en el duelo, el ruso Karjakin tuvo la oportunidad de tomar la iniciativa del juego y ante una posición delicada del rey de su rival (expuesto al ataque de Dama, Alfil y Torre) eran muchos los caminos que conducían diferentes secuencias para incrementar la ventaja. Pero al momento de asestar el golpe optó por un movimiento irregular con el que dejó escapar su chance.

No obstante, durante la conferencia de prensa (a la que están obliga-dos por contrato a presentarse tras cada partida), fue notorio el diferente humor de los jugadores; mientras el ruso tomó con gracia cada pregunta y no se molestó por la oportunidad perdida, el campeón exhibió continuamente su fastidio. Acaso, porque ya no sólo no ha encontrado la forma de rematar las posiciones favorables, sino que ahora está fallando a la hora de los cálculos. Uno de los puntos fuertes en su particular estilo de juego.

Con la 6ª partida se cruzará el Ecuador del torneo. Karjakin y su equipo de analistas deberán definir si ha llegado el momento de ir por la victoria ante el evidente bajón anímico que sufre el campeón, o por el contrario, mantenerse en el plan de provocar el desgaste de su rival obligándolo a que continúe asumiendo los mayores riesgos. En Nueva York se va acercando la definición. El final es abierto.

El desarrollo de la quinta partida

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.