Alegría sacudió el mapa del polo: le ganó a La Dolfina, el gran dominador de este deporte, y es finalista en Hurlingham