Turismo Carretera. Mariano Werner rompió el hechizo en San Nicolás

Mariano Werner logró en el autódromo de San Nicolás la primera victoria del año y devolvió a Ford a lo más alto del podio
Mariano Werner logró en el autódromo de San Nicolás la primera victoria del año y devolvió a Ford a lo más alto del podio Crédito: ACTC
(0)
11 de octubre de 2020  • 18:08

El grito de desahogo en la comunicación por la radio con el equipo. El beso simbólico, porque tenía el casco puesto, al techo del auto. Los brazos extendidos al cielo, desde donde su hermano Gabriel acompaña cada una de sus carreras. El brillo particular de los ojos y la sonrisa de satisfacción que quedó atrapada bajo el barbijo. Detalles, momentos, que ofreció Mariano Werner (Ford), tras lograr la victoria en el autódromo de San Nicolás, donde el Turismo Carretera desarrolló la sexta carrera del calendario. El primer éxito del entrerriano en un año atípico y el estreno entre los vencedores de la novel estructura Memo Corse, conducida por los hermanos Alejandro y Marcelo Occhionero. Un triunfo que se exhibe en medio de un cambio de rumbo que determinó en los últimos días el equipo, protagonista con excelentes resultados parciales desde el inicio del campeonato, aunque al que se le resistía la batalla final.

Excluido en la revisión técnica después de ganar en la apertura del año en Viedma. Poleman para la doble fecha con la que el Turismo Carretera regresó a la actividad el 12 de septiembre en San Nicolás, la rotura del motor en la final de la primera carrera -había ganado su serie-, provocó que largara último la batería final del domingo y la chapa de candidato que colgaba de su box se derrumbara. El potencial del auto, sin embargo, era evidente: de 14 a sexto en la serie y quinto en la segunda competencia, muestras del equilibrio y de la potencia del motor. Pero Werner observaba con preocupación que las páginas pasaban y su nombre seguía sin aparecer en lo más alto del listado, el lugar de los N°1.

Con el éxito en el trazado nicoleño, Werner firmó al menos un triunfo en los últimos nueve calendarios de Turismo Carretera
Con el éxito en el trazado nicoleño, Werner firmó al menos un triunfo en los últimos nueve calendarios de Turismo Carretera Crédito: ACTC

La visita al autódromo Oscar y Juan Gálvez, la semana pasada, lo tuvo entre los animadores, pero sin enseñar la contundencia de antes. No logró quebrar a Agustín Canapino en la serie y aunque finalizó tercero en la carrera final, no tuvo el ritmo para poner en aprietos a Valentín Aguirre y Juan Manuel Trucco, los usuarios de Dodge que marcaron el paso en la Catedral. Con la retirada de Buenos Aires, el repaso: el DTA Racing, de Ulises Armellini, dejó de prestar los servicios de taller, logística y administración. La figura del ingeniero Marcos Laborda como máximo responsable del auto sigue vigente y también la motorización de Rody Agut, aunque el Memo Corse le solicitó a Fernando García que aliste un impulsor para ser preparador exclusivo de Werner.

Fue una semana difícil, pero acá se ven a los verdaderos hombres, los batalladores
Mariano Werner

"En la próxima carrera en San Nicolás vamos a funcionar tan bien como en Buenos Aires", le dijo Occhionero a la revista Solo TC. El pronóstico quedó corto. Werner y Canapino, en la actualidad máximos exponentes de Ford y Chevrolet, respectivamente, ensayaron un nuevo episodio del duelo eterno del TC. En el entrenamiento, el piloto del Óvalo marcó el camino, aunque en la clasificación el arrecifeño se quedó con la pole por una exigua diferencia de 5 milésimas sobre el entrerriano.

Cada uno ganó su serie -Werner la más veloz- y ocuparon la primera fila de la carrera final, donde el piloto de Ford controló el primer lanzamiento y cuando volvieron a medirse, después del ingreso del Auto de Seguridad, tras el despiste de Leandro Mulet (Dodge), resultó agresivo para quitarse de encima al campeón. "Una semana difícil, pero acá se ve a los verdaderos hombres, los batalladores", dijo el ganador, sobre las modificaciones en la estructura. Y sobre la ajustada maniobra con Canapino, señaló: "En la primera largada me quedé un poco ancho y en el relanzamiento cerré la línea porque no le quería dejar el interno. Hay un pedacito de asfalto, pintado de celeste, y él venía por ahí".

Después de la exclusión en Viedma y de la rotura del motor en el regreso de la actividad, después de marcar las pole para la doble fecha, Mariano Werner quebró el hechizo y se alista entre los candidatos a la corona
Después de la exclusión en Viedma y de la rotura del motor en el regreso de la actividad, después de marcar las pole para la doble fecha, Mariano Werner quebró el hechizo y se alista entre los candidatos a la corona Crédito: ACTC

La batalla hizo caer a Canapino al quinto puesto, aunque se recuperó hasta completar el podio, por detrás de Christian Ledesma (Chevrolet). El marplatense volvió a enseñar su jerarquía. "El equipo supo sobreponerse a todo y estoy feliz de volver a sentirme yo arriba del auto", comentó quien ahora ocupa el 12mo lugar en el campeonato, la última plaza para la Copa de Oro.

Con dos carreras para el desenlace de la Etapa Regular, no hay clasificados para el mini torneo que consagrará al campeón, aunque Werner, que desde 2011 ganó al menos una carrera por temporada, desea romper el dominio de Canapino y convertirse por primera vez en rey.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.