Cory Joseph, el admirador de Manu que será compañero de Scola

Cory Joseph será compañero de Scola en Toronto
Cory Joseph será compañero de Scola en Toronto Fuente: AFP
El capitán canadiense pasó cuatro años en San Antonio, donde aprendió de un Ginóbili “competitivo”, “esforzado” y “profesional”; ahora compartirá Toronto con un Luifa “inteligente” y “gran jugador”
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
14 de septiembre de 2015  • 10:00

MÉXICO (De un enviado especial).- En el partido por el tercer puesto del Preolímpico de México, Cory Joseph silenció al Palacio de los Deportes con un doble sobre la chicharra y el 87-86 para Canadá. Fue su momento de euforia en un torneo FIBA Américas malo para el seleccionado amplio favorito, que terminó desembocando en el repechaje mundial cuando tenía casi todo como para ser el campeón. Quedará como una experiencia para el base, que es el capitán pese a sus 24 años de edad.

De todos modos, aprendizaje tuvo bastante en la mejor escuela de la NBA, San Antonio Spurs. Su paso por el equipo texano lo hizo conocido para el aficionado argentino. Joseph tiene ganado un anillo con la camiseta de la espuela, que vistió por cuatro años. Cuatro años en la franquicia más exitosa de los últimos 15 en el deporte estadounidense, junto a figuras mundiales del básquetbol. "Tuve un montón de grandes momentos ahí. Aprendí tanto desde que era rookie [debutante] hasta ahora... Y de varios: el coach [Gregg] Popovich, Manu [Ginóbili], Tony [Parker], Timmy [Duncan]... Pude mirarlos, ver cómo se preparaban para los partidos, taladrarles la cabeza haciéndoles preguntas... ¡Aprendí tanto que podría seguir enumerando cosas durante días!", abrió la charla con Canchallena en el Comité Deportivo Olímpico Mexicano, contento de volver un rato al pasado reciente. "Y tengo muchos recuerdos: ganar un campeonato con esos muchachos, las cenas posteriores a los partidos, salidas, lo que fuera... Definitivamente, nunca olvidaré eso. Seguro. Siempre trato de recordarlo porque pasé grandiosos momentos", añadió.

Por caso, Ginóbili fue modelo de deportista profesional para el chico que llegó al conjunto texano con 19 años ante la fama de sargento malhumorado de Popovich. "Oh, Manu... Me encanta Manu como compañero. Es uno de los tipos más competitivos y esforzados que conozco en el básquetbol. Es muy competitivo, ama el juego. Se le ve la pasión por esto en cada práctica. Yo lo miro porque trato de basar mi juego en lo que hace él: entrar a la cancha y jugar, no importa lo que pase. ¿Seis pérdidas? OK: seis asistencias. No se asusta de poder volver a errar ese pase la próxima vez. No tiene miedo de hacer su juego, está siempre ahí, tratando de dar lo mejor que tiene. Gane o pierda, él va a fondo. Me encanta eso de Manu", sostuvo con la admiración propia de un chico.

Cory Joseph será compañero de Scola en Toronto
Cory Joseph será compañero de Scola en Toronto Fuente: AFP

Tan fuerte es ese concepto sobre un Ginóbili-ejemplo, que a Cory le cuesta recordar una anécdota con el bahiense. El costado de animal competitivo salta varias veces a su mente antes de que aparezca una idea diferente sobre el argentino. "Ese aprendizaje fue, posiblemente, mi mejor experiencia con él. Que me hablara, que me dijera ‘relajate para este partido, no te preocupes demasiado’... Él quiere jugar bien, lo anhela, pero al fin y al cabo va a jugar su juego, y a dejar que ese juego hable por él. Aprendí de su profesionalismo, de cómo entra a la cancha mentalmente enfocado y preparado para un partido... ¡aun cuando es un viejo!", rió el pasador que alimentaba de balones a Ginóbili durante sus acotadas presencias en el parquet.

No es que al canadiense le faltara destreza, en absoluto, pero era el primer relevo de un estelar Tony Parker. Y en los últimos tiempos Patty Mills, el calvo australiano de ojos de apache y festejos con toallas sacudidas, fue ganándole ese espacio. Entonces Joseph tuvo en cuenta otro destino. Se le abrió una oportunidad justo en la franquicia de su país, la única extranjera de las 30 de la NBA. Y justo en su ciudad natal, Toronto. "El objetivo es ser campeones, por supuesto. Y mejorar, obviamente. En la última temporada el equipo anduvo muy bien y ganó su división [Atlántico], antes de quedar eliminado en los playoffs. Ahora esperamos llegar más lejos. Trataremos de ganar la Conferencia del Este y, después, el campeonato. Todos lo queremos", comentó el base.

Allí, en Toronto Raptors, Joseph gozará de más protagonismo, pero no zafará de tener en el plantel a otro argentino, otro miembro de la Generación Dorada, otro hiperprofesional de mentalidad ganadora: Luis Scola. "Lo conozco un poco, por haber jugado partidos internacionales a lo largo de los años. Estoy entusiasmado; sé lo gran jugador que es. Es muy, muy inteligente en la cancha de básquetbol; sabe cómo moverse. Estoy ansioso por jugar con él", apuntó. Sus elogios, de paso, se extendieron al seleccionado argentino todo. "Tiene corazón, juega a fondo, tiene talento", resumió.

En los FIBA Américas, los tiene como adversarios. En la NBA, como compañeros. Los argentinos se cruzan en el camino de Cory Ephram Joseph. Una muestra muy de cerca como para que el joven armador de juego agregue a su habilidad lo que le falta para transformarse, aunque ya es el capitán canadiense, en un basquetbolista determinante y líder.

jp

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.