La "pizza" de Facundo Campazzo cada día se aleja más de España y crece el delivery en los Estados Unidos

La "pizza" de Facundo Campazzo cada día se aleja más de España y crece el delivery en los Estados Unidos.
La "pizza" de Facundo Campazzo cada día se aleja más de España y crece el delivery en los Estados Unidos. Crédito: Real Madrid / Victor Carretero
Diego Morini
(0)
14 de septiembre de 2020  • 07:57

Es una cuestión de tiempo. Eso se escucha y se multiplica en los pasillos de Real Madrid. Es imposible sostener la empresa. Ya parece no haber espacio para tanta explosión. No importa la competencia, la domina y deja su marca. Está en la meca del básquetbol de Europa, yo tiene más montañas para escalar, necesita nuevos desafíos. Puede no pensar en lo que que vendrá, pero sabe que vendrá. Puede darse el lujo de decir que "tiró una pizza" cuando todos hablan de sus tiros imposibles. Facundo Campazzo está parado sobre el balón y su destino está cada día más lejos de España y más cerca de los Estados Unidos.

Su cabeza es determinante en esta historia. La victoria no lo desenfoca. Un premio más como MVP de una final no rompe su discurso. La obtención de la Supercopa de España no va a romper su estrategia. Y en realidad, tiene que ver con que hay una alta dosis de verdad en sus palabras. Porque si bien parece políticamente correcto cuando dice que no piensa en el día de mañana, su cabeza siempre estuvo en el presente y no tanto en la NBA. Aunque claro, en octubre, cuando se abre la agencia en los Estados Unidos, su camino hacia la liga más poderosa del planeta "nunca ha parecido más probable", publicó Marc Stein, el especialista en NBA en The New York Time.

"No quiero pensar más allá de hoy. No sé ni qué va a pasar mañana. Quiero disfrutar el momento. Es increíble por todo lo que se está hablando, pero mis compañeros me están ayudando mucho. Estoy tranquilo. Estoy dándolo todo por el Madrid y por el momento me quedo dando el cien por ciento aquí". Las palabras de Facundo Campazzo tras la victoria sobre Barcelona son parte de su maduración, esa que valoran los equipos que lo tienen bajo su lupa: Dallas Mavericks, Minnesota Timberwolves y San Antonio Spurs.

Es cierto que aparecieron miles de estrategias económicas para una posible salida de Campazzo. Los famosos 6 millones de euros, la nueva empresa que lo incluyó como parte de su staff de deportistas (Octagon Basketball Europe), la referencia que está bajo el mismo universo comercial que Stephen Curry, son luces que encandilan y dejan sin aliento a cualquiera. Sin embargo, el cordobés sabe que cada paso tiene que ser medido. A los 29 años no puede ni quiere tomar una mala determinación. Tiene muy en claro que su techo en el básquetbol de Europa está a un puñadito de centímetros de su cabeza y que necesita ampliar su horizonte de desafíos: la NBA.

Parece no tener oposición. Su poder físico es cada día más importante, por eso soporta embates y sacar tiros que algunos entienden como imposibles, pero él tiene el humor y la humildad de calificarlo como una "pizza". Eso que en la NBA sería calificado como un lanzamiento para entrar en el top 10 de la jugadas de la jornada, Campazzo lee que fue producto de la fortuna más que una buena selección de tiro: "La pizza esa que tiré, pegó en el tablero y entró. Con un poco de fortuna, diría que mucha... Pero que el árbol no tape el bosque, porque acá lo importante es que ganamos el título que era lo que queríamos".

Todo encaja a la perfección para Campazzo. Si bien es él quien toma las determinaciones, tiene mucha gente que lo aconseja y lo hace bien. Está rodeado de experiencia. Y hasta Pablo Laso, el entrenador de Real Madrid, sabe qué decir para sacarle presión en un momento en el que todos le "queman la cabeza" al argentino con la NBA. "La situación es muy sencilla, Campazzo es jugador del Real Madrid. Ha hecho una gran Supercopa y ha logrado el MVP. Ahora mismo no pienso mucho en el futuro. Pienso en que el Facu nos ha ayudado mucho a ganar. Ha sido muy importante y ha demostrado su compromiso con el equipo y con el club. Estoy encantado con él. Todo el mundo le quiere mucho", dijo Laso.

Cuando tomó la determinación de salir de la Liga Nacional de básquetbol es porque ya no había más desafíos por superar y ahora está parado en ese lugar, todo aquello que tenía por jugar en Europa ya lo consiguió. Y eso está anotado en cada uno de los ojeadores de la NBA, por eso en uno de los informes que fue entregado a una de las franquicias que lo buscan se calificó la tarea de Campazzo de la siguiente manera: "Tiene buenos hábitos, entrena duro, gran mentalidad, cada día que pasa es mejor, es un líder. Su tiro de tres puntos es muy sólido. En defensa siempre está presionando la pelota. Facundo ayuda en todas las áreas, es muy rápido sin perder lucidez. Aprovecha al máximo cada minuto que está en la cancha. Para él, ser pequeño es una virtud".

La "pizza" de Facundo Campazzo cada día se aleja más de España y crece el delivery en los Estados Unidos.
La "pizza" de Facundo Campazzo cada día se aleja más de España y crece el delivery en los Estados Unidos. Crédito: Real Madrid / Victor Carretero

Es imposible saber cómo se resolverá el siguiente paso de Campazzo, aunque todas las piezas encajar perfecto para que sus "pizzas" amplíen horizontes y sus entregas desembarquen en los Estados Unidos. La NBA, un escalón inevitable.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.