La Unión de Formosa, su primera final en doce años de vida

El Cicuentenario de Formosa vivió una de sus noches más importantes en doce años de vida
El Cicuentenario de Formosa vivió una de sus noches más importantes en doce años de vida
El elenco norteño vive su momento de gloria en la definición del título ante San Lorenzo
Fernando Vergara
(0)
16 de junio de 2016  • 14:03

FORMOSA.- La historia de La Unión, de Formosa , tiene apenas 12 años de vida. Poco, si se observa que hoy el club está disputando su primera final de la Liga Nacional de Básquetbol . Vaya paradoja, una de las instituciones más jóvenes de las 20 que disputaron el torneo ( Bahía Basket nació en 2010) trepó a la definición de la liga más extensa de la historia.

En septiembre de 2015, cuando se inició el presente torneo, nadie en Formosa imaginaba este desenlace. Fundamentalmente, porque La Unión venía de una mala temporada, el público acompañaba poco y nada y este deporte no terminaba de encontrar arraigo en la provincia. Con este acontecimiento histórico para la ciudad y con San Lorenzo del otro lado, la idea es darle un empuje al básquet. El reto, saben, no es sencillo.

Como tantas entidades del interior, La Unión cuenta con respaldo económico estatal local, incluido el uso del estadio Cincuentenario, un escenario nuevo y grande que difícilmente llena. Para intentar comprender el pasado y el presente del finalista hay que remontarse a mediados de 2004, con un protagonista esencial: Mario Romay. El ex basquetbolista local se acercó al gobernador Gildo Insfrán con la idea de colocar un club formoseño en el ámbito del básquetbol nacional. Para lograrlo, había que acomodar algunas piezas. La Unión de Colón no atravesaba un buen momento en lo económico y le alquiló la plaza por dos temporadas a Formosa. Se hizo una fusión entre el club local Estudiantes y la entidad entrerriana que derivó en la creación de La Unión (este nombre, en realidad, es de fantasía) el 5 de agosto de 2004. "Se llama así para que sea el equipo representativo de la provincia. Soy apasionado del básquet y cuando propuse el proyecto, el gobierno local tenía intenciones de poner a Formosa con mayor presencia en el deporte nacional. Se sumó lo de la construcción del estadio Cincuentenario, que acá se convirtió en un ícono. Con los años, también aparecieron aportes privados", detalla Romay, hoy director deportivo de la entidad y Subsecretario de Deportes de la provincia.

La Unión debutó en el TNA, fue campeón y accedió a la máxima categoría, pero descendió rápidamente. El segundo ascenso de la institución fue en 2009, con Gabriel Piccato al mando del plantel. Desde entonces, es un protagonista estable del torneo, aunque sin éxitos; esto de alcanzar la serie decisiva poco tiene que ver con sus campañas anteriores. "Se nota que es un club joven cuando ves la falta del conocimiento de la gente acerca de la institución", detalla el pivote Pablo Orlietti.

"Formosa es una provincia futbolera, como todas en este país. No es sencillo que la gente se contagie, a lo largo de la temporada nos costó mucho", explica Romay.

La de La Unión es la única representación que tuvo y tiene Formosa en la máxima categoría del básquet argentino a nivel de clubes. Se agrega, además, la presencia del equipo masculino de vóley en la A1; son los dos puntos fuertes. En el conjunto de Guillermo Narvarte no abundan las figuras. Hay buenos basquetbolistas, pero ninguna estrella: Alejandro Konsztadt, Alexis Elsener, Winsome Frazier. Dentro del plantel, el único nacido en la provincia es el base suplente Sergio Mora, quien está desde los 13 años en el club.

Hasta hace un par de años, la provincia tenía apenas 380 jóvenes federados y hoy cuentan con 1.000 fichas. Se percibió un crecimiento, aunque en Formosa el público no termina de mostrar sentido de pertenencia con el club. Claro, la identidad no se consigue de un día para el otro. Se intenta acercar a los chicos. La Unión, puntualmente, aglutina sus divisiones inferiores con Estudiantes. "Creo que si ganamos un título y se mantiene esta estructura durante varios años, la gente se va a enganchar sí o sí", aporta Orlietti, único basquetbolista del plantel con un campeonato en su haber (Atenas de Córdoba). "En la temporada anterior nos fue mal y jugábamos prácticamente sin público. El estadio es tan grande que a veces pareciera que hay menos personas de las que realmente van a la cancha", remarca el alero Facundo Piñero.

El Cincuentenario fue inaugurado en el 2007, cuenta con capacidad para 4.500 personas y puede expandirse para recibir a 6.000 expectadores. "Al principio no iba nadie a vernos. Pero desde que empezamos a avanzar en esta temporada se fue sumando mucha gente. En las instancias decisivas ya lucía bastante más completo", cuenta Orlietti.

Con el pasaporte a la final, los formoseños le fueron tomando el pulso al básquet: grabaron videos para los jugadores, les enviaron mensajes de voz, se mostraron activos en las redes sociales e inclusive organizaron un banderazo. "Ahora lo están viviendo como un logro de su provincia", resalta Orlietti.

El buen andar en el certamen y la mejora en los resultados hicieron que el apoyo empiece a fluir. En el quinto partido de la definición de la conferencia Norte, cuando el plantel tomó la ruta para trasladarse a Santiago del Estero para enfrentarse a Olímpico, se organizó una caravana que los acompañó hasta la salida de la ciudad. "Fue lindo. En esa eliminatoria, jugando en casa, la cancha tenía un marco mucho mejor. Estamos empezando a vivir cosas nuevas. Ahora se formó una hinchada… eso antes no se vivía, y es un buen indicio", resalta Piñero.

Ese mundo de sensaciones nuevas no sólo abarca al ahora expectante público de La Unión. En cierta forma, para este grupo de jugadores, lo de tener al alcance de la mano el torneo más importante del país es prácticamente un terreno sin explorar. "Esta definición la sentimos muy nuestra. Hay compañeros que habían jugado alguna final, pero no con este protagonismo. El lugar en el que estamos nos lo ganamos nosotros. Queremos disfrutarlo y vamos a encarar los juegos con todo. Sinceramente, no sabemos si alguna vez volveremos a jugar una final", cierra Piñero.

La Liga Nacional vive un desenlace inédito. Por San Lorenzo, que estuvo fuera del torneo durante 30 años. También por La Unión, el club de las nuevas experiencias.

fv/fc

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.