Manu Ginóbili, con LA NACION. En contra del chiste machista y el valor de su compañera, Many

La mirada de Manu Ginóbili sobre la influencia en su carrera de su mujer Marianela Oroño
La mirada de Manu Ginóbili sobre la influencia en su carrera de su mujer Marianela Oroño
Diego Morini
(0)
3 de abril de 2019  • 14:05

SAN ANTONIO.-El valor de Marianela en la vida de Manu GInóbili es realmente significativo. Cada uno de los que rodean el mundo del bahiense la ponen a Many en primer plano a la hora de la construcción de la fantástica carrera que hizo Manu. Ella siempre tuvo la palabra justa y la paciencia suficiente para cada uno de los momentos delicados y de euforia del hombre que ganó cuatro anillos de la NBA , fue campeón olímpico en Atenas 2004 y le acaban de retirar su camiseta 20 de los Spurs .

Cada paso planifican juntos. Las vacaciones, el futuro, todo. Incluso, entre los dos armaron parte de las actividades que después compartieron con los casi 50 invitados que asistieron a la ceremonia en la que se izó la 20 de San Antonio. "Con Many armamos actividades para estar todos juntos. Quizá ellos querían hacer compras, pero yo quería estar con ellos. A veces hasta me sentía culpable porque tenían otras cosas y yo les proponía hacer cosas. Pero fue la mejor excusa para estar con todos. Nadie me dijo que no y eso fue fantástico. Tuve una semana casi perfecta, porque tuve a toda mi gente conmigo. Es algo raro, porque nunca se había dado. Fue la culminación de algo que duró un montón de años y que quería celebrar con mi gente".

Para Manu nada era más importante que decirle a todos la enorme gratitud y el amor que siente por su compañera de vida. Por eso seleccionó con cuidado qué decir la noche de su fiesta. "El discurso de mi mujer lo dije 15 veces frente al espejo. Lo de Many lo hice mucho porque había cosas que quería y necesitaba decirle, por lo tanto, no me quería olvidar. Y no me olvidé nada".

Cómo siente la influencia de Many, su compañera, durante toda su carrera

01:43
Video

Incluso, dejó en claro qué piensa acerca de esa costumbre machista de creer que las mujeres se casan con deportistas famosos por interés o comodidad.

-La foto para todo el mundo fue tu discurso para Many.

-No tengo idea. De eso sí que no miré nada de repercusión. Simplemente sentía que debía decirle a Many todo lo mismo que le dije en la cara, pero delante de todo el mundo. Y valía la pena que se supiera. Porque está el tema ese: "¿Qué querés ser cuando seas grande? Mujer de una atleta". Ese chiste lo escuché mil veces y no me va. En el caso de mi mujer no aplica en lo más mínimo y no me parece correcto para nadie. Lo real es que ella me potenció enormemente y necesitaba que todo el mundo lo supiera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?