Primera en suspender la actividad en EE. UU., ahora la NBA piensa en una reanudación insólita

Adam Silver, el comisionado de la NBA, piensa en que basquetbolistas en cuarentena jueguen entre sí con televisación, para llevar "entretenimiento" a la gente "atrapada" en su casa.
Adam Silver, el comisionado de la NBA, piensa en que basquetbolistas en cuarentena jueguen entre sí con televisación, para llevar "entretenimiento" a la gente "atrapada" en su casa.
(0)
20 de marzo de 2020  • 23:13

Cuando la NBA decidió hace nueve días suspender la liga hasta nuevo aviso, el deporte en particular, y Estados Unidos en general, tomaron conciencia de la gravedad de lo que hasta entonces era considerado brote de coronavirus y luego sería recategorizado como "pandemia". Ahora, en lo peor de la extensión de la peste hasta el momento, con más de 10.000 casos y 154 muertes hasta este viernes en Estados Unidos, la propia organización ya está pensando en el regreso de la competencia.

Tres opciones analiza el equipo que encabeza el comisionado, Adam Silver. Por ahora, sin fechas. Una es la vuelta a la normalidad, con partidos con público. Otra es que se juegue sin espectadores, con los deportistas examinados y libres del COVID-19, y con una autorización de cuerpos médicos, siempre que los funcionarios de la salud estuvieren de acuerdo con esa posibilidad. Y la tercera es extraña, insólita.

En una entrevista con ESPN en Estados Unidos, Silver reveló que se piensa en que juegue un grupo de basquetbolistas aislados, con televisación. "Todas las sugerencias son bienvenidas", sostuvo el comisionado respecto a esta alternativa. "Hay un impacto en la psiquis nacional por no tener programación deportiva en la televisión", justificó. Y detalló de qué se trata la idea: "Una de las cosas de las que estuvimos hablando es si había condiciones en las cuales un grupo de jugadores podría competir para una gigantesca recaudación de fondos o por el bienestar colectivo de la gente. Que ellos fueran probados en un protocolo y puestos en cuarentena o de algún modo aislados y que pudieran competir entre sí. Porque la gente está atrapada en su casa, y pienso que necesita diversión, ser entretenida", razonó el máximo responsable de la NBA.

La entidad obliga desde este viernes a sus 30 franquicias a cerrar sus instalaciones y prohíbe que los jugadores se entrenen tanto allí como en parques públicos; sí tienen permitido hacerlo en lugares privados. También siguen pudiendo viajar libremente por el país, pero la NBA les recomienda permanecer en sus ciudades.

Por ahora se sabe oficialmente de 10 protagonistas de la liga contagiados: Rudy Gobert y Donvan Mitchell (Utah Jazz), Christian Wood (Detroit Pistons), la superestrella Kevin Durant (Brooklyn Nets), tres basquetbolistas más de Brooklyn no identificados por la franquicia, dos de Los Angeles Lakers tampoco individualizados y Marcus Smart (Boston Celtics). Además, Philadelphia 76ers y Denver Nuggets señalaron que hay tres y uno miembros de sus organizaciones, respectivamente, que están infectados, pero no aclararon si se trataba de deportistas, directivos o empleados. Muchos de ellos son casos asintomáticos.

Se cree que los jugadores de Lakers pudieron ser contagiados por los de Brooklyn cuando se enfrentaron el 10 de marzo, un día antes de que se suspendiera el certamen. Aquella vez Durant, inactivo por una duradera lesión, se abrazó con LeBron James y con otros adversarios. El propio LeBron, superestrella de Lakers, al principio era reacio a que los partidos no tuvieran público, pero luego reconoció la gravedad de la situación y hasta hizo un video hogareño en el que advierte que hay que hacer caso a las instrucciones de salud de las autoridades.

El mensaje de LeBron James

"Cuando te aconsejan que estés en cuarentena por 14 días y aislado de todos... Ni siquiera pude tener un corte de mi peluquero. Quieren que esté lejos de él. Me veo como Tom Hanks en Castaway ", apuntó James, justo mencionando a un actor que padece coronavirus. "Tenemos que hacer lo que tenemos que hacer", aseveró la máxima figura del básquetbol mundial.

A la vez, trascendió una crítica de Bill De Blasio, el alcalde de Nueva York, a la NBA por haber tenido exámenes de COVID-19 antes que pacientes de más alto riesgo que sus deportistas. En su momento, Rudy Gobert, el protagonista del primer caso positivo en la liga, fue muy criticado, ya que había tocado repetidamente micrófonos y grabadores en una conferencia de prensa como burlándose del virus y después quedó infectado. El pivote francés se arrepintió y donó medio millón de dólares para personas afectadas por la situación en Estados Unidos y en su país.

Por Gobert la NBA interrumpió la actividad, y ahora, con todo el deporte profesional estadounidense paralizado, la liga de básquetbol es la primera en plantear públicamente una reanudación del juego. Silver vuelve a anticiparse al resto. "Soy optimista por naturaleza y quiero creer que seremos capaces de salvar aunque sea una parte de la temporada", sostiene.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.