Benneteau acusó a varios torneos de beneficiar a Federer, pero el mundo del tenis salió en defensa del suizo

Fuente: Reuters
Sebastián Torok
(0)
13 de noviembre de 2018  • 17:22

Alguna vez el letón Ernests Gulbis (10° del mundo en 2014) dijo que Roger Federer lo aburría y que era demasiado "burocrático". Hace un tiempo, Srdjan Djokovic, padre de Nole, afirmó que el suizo era "un gran campeón pero un hombre pequeño", en referencia a algunas actitudes supuestamente reprochables. Los dichos de Gulbis y del papá del serbio son, apenas, algunos pocos dardos que el exnúmero 1 del mundo recibió en su maravillosa carrera. Es, prácticamente imposible, encontrar acusaciones en contra del campeón de 20 Grand Slam. Por ello llamó mucho la atención que, en las últimas horas, el francés Julien Benneteau , ex Nº 25 en singles y ex 5º en dobles, ya retirado oficialmente tras jugar en París-Bercy, descargara una batería de críticas hacia Federer, acusando a algunos torneos de favorecerlo y de otorgarle beneficios por cuestiones comerciales y económicas.

"Él es el único que puede atraer a 15.000 personas a París-Bercy. Es una leyenda de este deporte. Un ícono. Ahora, cuando organiza la Laver Cup hay una serie de conflictos de intereses que se vuelven inquietantes. Respecto de la nueva Copa Davis no dijo nada hasta que se habló de que la fecha podía pasar de noviembre a septiembre (y chocar con la fecha de la Laver Cup). Ahí es donde despertó y se opuso a Piqué. Él tiene todo el derecho a organizar un evento, pero hacerlo en medio de la temporada, puede entorpecer la labor de algunos torneos ATP. Y ninguno dice nada. Nadie dice nada contra Federer. La Laver Cup no tiene legitimidad deportiva y solo es una operación financiera, que ofrece, por ejemplo, a Nick Kyrgios 750 mil dólares para jugar algunos partidos", disparó Benneteau, de 36 años, en la radio RCM Sport, de París.

Benneteau, que venció a Federer en dos de los ocho partidos ATP que jugaron entre 2007 y 2014, le apuntó al director del Abierto de Australia , que también tiene una participación en la Rod Laver Cup, el torneo exhibición que organiza Team 8, la empresa de marketing de Tony Godsick y la leyenda suiza. "En este evento, en la organización participa Craig Tiley, que es el director de Australia. Se ocupa del marketing y de los derechos televisivos. A él le paga Tony Godsick, el agente de Roger. Qué casualidad que en Australia, Federer jugó 12 o 13 de sus últimos 14 partidos en horario nocturno (…) En este 2018, Federer jugó el mismo día que Novak. Djokovic se enfrentaba a Monfils y Roger con Struff. No tengo nada contra Struff, que es un gran chico, pero creo que cualquier director pondría en horario nocturno el Djokovic-Monfils, ¿no? Pero no. Ellos jugaron a las dos y media de la tarde, a 42 grados y Federer de noche", condenó Benneteau.

No solo le apuntó a Australia, sino también a Wimbledon y al US Open . "Entiendo que (Federer) tenga trato preferencial, con todo lo que ha hecho, pero en algunos torneos, hay grandes diferencias en las condiciones respecto a jugar en la cancha central y en las canchas de afuera, así como en distintos horarios", completó el francés, que se retiró sin títulos individuales (perdió 10 finales) y con 12 trofeos en dobles, uno de ellos Roland Garros 2014 con Edouard Roger-Vasselin.

Las fuertes consideraciones de Benneteau cruzaron, rápidamente, las fronteras francesas. En Londres, donde se está disputando la Copa de Maestros. Djokovic , actual número 1, le bajó el tono a la arremetida de Benneteau: "Entiendo el punto de vista de Julien porque a veces parece que algunos jugadores son más favorecidos en algunos torneos. En cierto modo, Federer merece un tratamiento especial porque es seis veces campeón del Abierto de Australia, y posiblemente el mejor jugador de todos los tiempos. Si no lo tiene él, ¿quién lo conseguirá? La gente quiere verlo jugar en la cancha central por la noche, en el mejor momento, que es a las 19.30 en el Rod Laver Arena".

El estadounidense John Isner, Nº 10 del tour, no solo defendió a Federer sino que lo comparó con Tiger Woods por el impacto positivo que genera en el deporte: "Tal vez deberían tener un tratamiento aún más especial, porque estos jugadores, los mejores, permitieron que los otros a continuación ganen mucho dinero. Es como el efecto Tiger en el golf. Así es como podemos mirar a alguien como Roger. Él es el tenis masculino. Se lo merece todo y más de lo que nunca ha tenido".

Entre las distintas reacciones que provocó la posición de Benneteau, el director de Australia no se quedó callado. Tiley comunicó: "En términos de jugadores y atracción, hay que decir que Roger Federer hay uno por generación (...) Los fanáticos piden verlo en los grandes estadios y nuestros televidentes, naturalmente, quieren que sus partidos se emitan en horario de máxima audiencia. Y no creo que haya un solo director de torneos en el mundo que no tenga en cuenta esos factores cuando vaya a componer su programa".

La polémica, sin dudas, continuará. Aunque lo más probable es que el mundo del tenis acompañe la imagen impoluta del suizo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.