Jair Bolsonaro protagonizó un blooper en pleno partido de fútbol y pidió salir