ChamPlay: las reacciones de Sergio "Kun" Agüero y las chicanas entre Manu Ginóbili y Facundo Campazzo, lo mejor del desafío solidario

Figuras del deporte y del arte, en una movida solidaria
Figuras del deporte y del arte, en una movida solidaria
(0)
18 de abril de 2020  • 19:51

En medio de la pandemia del coronavirus, una de las iniciativas que ha surgido es el denominado ChamPlay, un torneo en el FIFA 20 para la PlayStation 4 que cuenta con 16 figuras del deporte y el arte. Así como en el automovilismo algunas categorías promovieron carreras, este campeonato virtual también surgió para divertir al público, que está en cuarentena, y, además, abrir una línea de donaciones. La tarde del sábado tiene los ojos puestos en ellos.

"Todo nació porque con (Paulo) Dybala jugamos ciertos juegos online para divertirnos durante el año en giras o concentraciones. Nos propusieron hacer algo online a beneficio de la Cruz Roja, que la gente pueda mirarlo e intentar colaborar de alguna forma", explicó el tenista Diego Schwartzman, en una transmisión en simultáneo entre TyC Sports y DirecTV Sports, replicada en redes sociales y por streaming. Está la posibilidad de donar a la Argentina, Colombia o México. La Joya, ya recuperado del coronavirus, fue el otro deportista que estuvo en el inicio de la transmisión. "Ya estoy recuperado, pero hace tiempo no juego", sostuvo el cordobés, que en su casa de Italia se enganchó con la propuesta mientras preparaba la cena de cumpleaños anticipado de su novia, Oriana Sabatini. "No puedo decir qué vamos a comer porque está ella acá escuchando", dijo Paulo.

Se formaron dos zonas. La Europea, donde está Dybala, comenzó este sábado, con el duelo entre Sergio Agüero, que eligió al Manchester City, su equipo real, y el colombiano James Rodríguez, que optó por Liverpool. Además, de ese lado del mundo participan el basquetbolista Facundo Campazzo, el tenista austríaco Dominic Thiem, el modelo italiano Mariano Di Vaio, Leandro Paredes y el mexicano Javier "Chicharito" Hernández. Este domingo, desde las 15, jugará el grupo que lidera Schwartzman y tiene a Eduardo "Toto" Salvio, el ex tenista "Pico" Mónaco, el brasileño Filipe Luis, los cantantes René ‘Residente’ Pérez y Paulo Londra, el actor Ricardo "Chino" Darín y "un invitado especial", que sería Maluma. El Peque ya anticipó que eligió a Real Madrid.

James liquidó al Kun en gol de oro y pasó a semifinales. "Elegí al Liverpool porque juega con tres balas arriba. Tiene delanteros que son rapidísimos", dijo Rodríguez, que sorprendió al reconocer que juega "más NBA que fútbol en línea".

A Agüero le ganó también la tecnología: no logró conectar la cámara para aparecer en pantalla en la TV mientras jugaba. "Me agarro una moto en este juego. No se puede jugar", se escuchó del Kun, en un video que sí se vio en otra plataforma. Y revoleó el joystick, molesto, cuando perdió.

Enseguida apareció Manu Ginóbili, desde San Antonio, que presentó a sus hijos. "Peque me invitó, pero en mi vida toqué una PlayStation, así que no puedo jugar", bromeó el ex basquetbolista, y cuando le preguntaron si sus fichas estaban puestas en Campazzo, ironizó: "No lo tengo, no sé quién es". Schwartzman lo invitó a jugar un dobles cuando pase la cuarentena y Manu le pidió: "Dale, pero la clave es tener bajas expectativas".

Facu tiene un tatuaje de los botones de la Play en uno de sus brazos. Optó por el Manchester City. Paredes, su rival, sonriente y relajado, eligió a su equipo, el París Saint Germain. Cuando Campazzo se puso adelante 2-0, le dijeron que estaba liquidado y se volvió loco."No, no, no está nada terminado", reclamó, ante la cámara, casi pidiendo clemencia.

"¡Penal, penal!", gritaba en medio del juego o "¡El Flaco Vivaldo!", cuando su arquero tapó un ataque. "Hay uno que se desgarró", le dijo Leandro. Cruzaban risas, todo el tiempo.

El basquetbolista ganó 4-1. "El resultado fue mentiroso", aceptó. Y apenas volvió Manu a la pantalla para un contacto entre ellos, Facu apeló a su humor otra vez y dijo que no había hablado con Ginóbili "porque no atiendo a nadie y no veo redes sociales los días de partido". Uno de sus hijos no paraba de gritar de fondo.

A continuación, Thiem, número 3 del mundo del tenis, con Athletic Bilbao, se enfrentó a Di Vaio, que eligió a Juventus. "Ahora, catenaccio", dijo, en italiano, el tenista, luego de ponerse 2-0. Al final, sufrió. El modelo llegó a igualarlo, pero Dominic definió el juego faltando poco para el final. Fue el prólogo de una sorpresa: Oriana despojó por unos minutos a Dybala de la cámara y se sumó a la charla con Schwartzman, en el rol de conductor, junto a Lali Espósito. La simpática presencia de las cantantes fue como si se tratara de un show en el entretiempo de la ChamPlay.

Dybala y Chicharito tomaron la posta. La Joya no fue a la lógica de elegir a la Juve, donde juega, y se puso al comando de Real Madrid. El mexicano, desde su casa en Estados Unidos, donde juega en el Los Angeles Galaxy que dirige Guillermo Barros Schelotto, se calzó la de Liverpool. "Se corta y no veo nada. No vale ese gol", protestó Paulo, luego del primer gol del azteca. Era todo risas y nervios, con el delay y los cortes. La conexión les dio la espalda. Estaban empatados, no pudieron seguir jugando y hubo un "escritoriazo": se le dio por ganado a Dybala, uno de los organizadores, ante la imposibilidad de continuar. ¿Apelará Hernández al TAS?

La primera semifinal la jugaron Campazzo y James. El argentino vive todo con la misma frescura. "¡Volvamos, volvamos!", gritaba, mientras el colombiano ejecutaba una contra en un partido que resolvió a su favor por 4-2. Así, Rodríguez se convirtió en el primer finalista.

Facundo Campazzo y James Rodríguez se divirtieron en un partido con muchos goles
Facundo Campazzo y James Rodríguez se divirtieron en un partido con muchos goles Crédito: Captura de TV

Ya con mejor conexión, Dybala apretó los dientes ante Thiem. Se fue descontracturando a medida que llegaban los goles. "¡Eso no fue penal!", protestó, igualmente, La Joya, ante un descuento del tenista, silencioso. En el segundo tiempo, ya estaba match point el futbolista. Fue 6-3. Oriana, ya en el domingo europeo, seguía esperando para el festejo de su cumpleaños: su novio se metió en la final.

Para la anécdota, el campeón de la zona europea se resolvió luego de más de cuatro horas, con una definición particular: se consagró James Rodríguez, con un jugador menos, ante Dybala que jugaba con Real Madrid, el equipo real del colombiano. "Roja, roja", reclamó enseguida, a los gritos, Dybala, y festejó a pura sonrisa la expulsión de Mo Salah ante la decepción de James. Igualmente, el colombiano se puso en ventaja con 10 jugadores. "Está hermoso, como debe ser una final", confesó Paulo. "La expulsión fue injusta, pesó la organización", bromeó Rodríguez, ante la risa de La Joya, en el entretiempo. Pese a la inferioridad numérica, el colombiano construyó una paliza: 5-1. Y el campeón del sábado fue James. Dybala aplaudió y ensayó una queja: "Quedé caliente". Pero enseguida sonrió. "La próxima, ya sabrás que no vas a ser invitado", cerró Schwartzman.

Este domingo, el grupo sudamericano le dará vida a otra jornada de diversión y solidaridad, donde las estrellas además hicieron donaciones, como camisetas, zapatillas, raquetas y ropa de moda.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.